Samsung anuncia que provocó los incidentes del Galaxy Note 7: Su batería tuvo la culpa

Tal y como os adelantamos hace unos días, hoy lunes Samsung ha celebrado una rueda de prensa para anunciar el problema que provocó que docenas de Galaxy Note 7 de todo el mundo explotasen y obligasen a la compañía a cesar la producción del que apuntaba a ser el terminal más exitoso de la compañía.

Ha sido DJ Koh, Presidente de Samsung Mobile Communications, el encargado de publicar el resultado de una investigación a la que Samsung ha destinado más de 700 ingenieros y ha utilizado más de 200.000 Galaxy Note 7 y 30.000 baterías adicionales para llevar a cabo.

samsung-galaxy-note-7-1

Para dar con el problema que provocaba las explosiones de los Galaxy Note 7, Samsung motón un centro de carga y descarga para estos terminales donde probaron a cargar y descargar estos terminales en todas las situaciones posibles.

Samsung también ha analizado el sensor de iris que estrenó el Galaxy Note 7, ha probado a descargar múltiples apps y ha realizado pruebas de electricidad electrostática para dar con la causa exacta que provocó este problema que tantos dolores de cabeza les ha dado.

centro-de-carga-y-descarga-galaxy-note-7

Después de meses de investigación y muchas pruebas realizadas, Samsung ha llegado a la conclusión de que fueron dos los problemas que provocaron que su Galaxy Note 7 en algunas ocasiones acabara explotando, ambas presentes en la batería del terminal.

Los primeros Galaxy Note 7 llevaban una batería con un defecto en su diseño, concretamente en su esquina superior derecha, que hacía que los electrodos se doblasen con facilidad y que en ocasiones provocara un cortocircuito que provocaba la situación que ya todos conocemos.

Tras detectar este fallo Samsung reemplazó todos sus Galaxy Note 7 por unidades con baterías procedentes de otro proveedor, las cuales no tenían ningún fallo en su diseño peor si un defecto en su soldadura que provocada un cortocircuito interno.

Estas pruebas han sido analizadas y confirmadas por tres firmas externas (TUV Rheinland, UL y Exponent), las cuales han trabajado junto a Samsung en esta investigación.

Tras este anuncio pone un punto y final a uno de los lanzamientos más accidentados por la compañía, no sin antes anunciar que a partir de ahora tomará medidas adicionales en los procesos de prueba de sus baterías además de la creación de un comité asesor de baterías, dos medidas con las que Samsung quiere evitar volverse a ver envuelto en un escándalo así.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *