El Nokia 6 está teniendo tanto éxito que HMD Global no puede fabricar tantos dispositivos

Hace unas semanas Nokia, de la mano de su nuevo Smartphone Nokia 6, anunció en China su regreso al mercado de los smartphones, una vuelta que de momento se quedaría allí y que muchos estamos esperando a que la marca decida lanzar este y otros terminales fuera del continente asiático.

Pero no todo es oro lo que reluce, al menos para los usuarios que buscan hacerse con el terminal; y es que HMD Global está teniendo serias dificultades para afrontar tanta demanda.

Nokia_6_Fabricación_HMD

El Nokia 6 se distribuye únicamente en China, y ya se están viendo estos problemas para asumir tantos pedidos, y hay quien piensa que están recurriendo a ventas flash como hace Xiaomi, pero en la realidad no es así.

Este es el comunicado oficial que han hecho los de HMD Global:

Hemos ido actualizando los inventarios de JD.com (única tienda china que vende el Nokia 6) más de 3 veces, pero estos se han esfumado en minutos u horas, de ahí la impresión de que estemos haciendo ventas flash. Seguiremos actualizando el stock de JD.com y, ahora que el Año Nuevo Chino casi ha concluido y todos están volviendo al trabajo, se enviarán más partidas en los próximos días y semanas.

Nokia se ganó su éxito en su momento, y que salieran del mercado tras el fiasco con Windows Phone fue una lástima, y es por eso por lo que todos sus seguidores esperan poder adquirir alguna unidad de su nueva línea de smartphones, pero esta falta de previsión está creando serios problemas para la firma.

Está claro que su fama se ha mantenido tras años de andadura y la renovación de su catálogo con móviles Android están consiguiendo que recuperen esa imagen gracias a unas ventas que, para nada eran las esperadas.

Tan sólo esperamos que esto lo puedan arreglar en el momento en el que salgan de China; ya que, si tienen problemas para cumplir con los pedidos de ese país, ¿serán capaces de hacerlo a nivel global?

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *