Samsung DeX, el accesorio con el que Samsung convierte tu smartphone en un ordenador

Ya os hemos hablado del nuevo Samsung Galaxy S8 y de su hermano mayor, la versión Plus; pero es que estos dos modelos no han venido solos ya que la compañía nos ha preparado una sorpresa, que en realidad ya conocíamos, pero que hasta hoy no ha sido presentado oficialmente.

Se trata del Samsung DeX, un nuevo accesorio que nos serviría para utilizar el terminal como un ordenador sin necesidad de usar una CPU. Sigue leyendo y te contamos más detalles.

VRG_VBO_462_Samsung_dex_announcement-THUMB

Esta iniciativa por parte de la firma es algo que no se había visto nunca antes en Android y es que con este accesorio podremos manejar nuestro Smartphone como si fuese un ordenador de sobremesa y desde donde podremos acceder a las aplicaciones de forma sencilla, leer documentos, ver vídeos…

Para poder usarlo basta con conectar nuestro Galaxy S8 o Galaxy S8+ en este gadget y después conectar la base a una pantalla y que podremos acompañar de un ratón y un teclado gracias a los puertos USB que incluye.

En esta ocasión, Samsung ha colaborado con Microsoft y Adobe para poder usar sus aplicaciones, además de haber optimizado la interfaz de Android para poder usar el teclado y ratón y acceder de forma remota a escritorios virtuales como VMWare.

20170323_171345

El Samsung DeX viene con puertos USB 2.0 y USB Tipo C además de una conexión Ethernet y un ventilador para mantener a raya la temperatura del Smartphone que le conectemos.

Este accesorio sólo es compatible con el Galaxy S8 y su variante plus, por lo que si quieres probarlo tendrás que hacerte con una de las dos versiones que hoy nos han presentado desde Nueva York.

El precio de venta al público será de 149 € y se espera que llegue al mismo tiempo que los nuevos modelos de Samsung.

¿Qué os parece? ¿Creéis que tiene grandes posibilidades?

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *