Las características del nuevo Huawei Y3 (2017) se hacen oficiales

Desde que salió el primer Smartphone de Android en el mundo, han sido muchos los cambios que hemos vivido; entre los que se encuentran el ver un terminal de gama alta al lado de un gama media en los principales distribuidores para así poder llegar a los máximos usuarios posibles.

Esta estrategia la utilizan muchos, y uno de ellos es Huawei que ya nos sorprendió con el lanzamiento del P10, dispositivo que pudimos analizar hace poco; pero hoy nos sorprende haciendo oficial un modelo más económico y del que os hemos hablado en alguna ocasión: el Huawei Y 3 2017.

huawei-y3-2017

Son muchos los fabricantes que mantienen esa moda de renovar sus terminales más exitosos sin alterar el nombre; pero, por supuesto, mejorando su hardware interior y en algunos casos el exterior.

Este es el caso del Huawei Y3, que ya tuvo su segunda versión en mayo de 2016 donde pudimos ver unas características un poco escasas, pero que encajaban perfectamente en la gama en la que quería competir.

De este modelo del 2017 ya os hemos traído algunos adelantos sobre el que sería su diseño, pero hoy queríamos centrarnos en su interior, casi el aspecto más importante para que un dispositivo pueda funcionar:

  • Procesador: MediaTek MT6737M a 1.1 GHz
  • GPU: Mali T720
  • Memoria RAM: 1GB
  • Pantalla: 5 pulgadas con resolución FWVGA (854 x 480)
  • Cámara trasera: 8MP con apertura f/2.0, autoenfoque y flash LED
  • Cámara principal: 2MP
  • Almacenamiento interno: 8GB, ampliables hasta 32GB mediante tarjeta microSD
  • Batería: 2.200 mAh
  • Sistema operativo: Android 6 Marshmallow bajo EMUI 4.1

huawei-y3-2017-ii

Si nos fijamos, tenemos claro que no sirve para que podamos mover cualquier juego, aunque para aquellos usuarios menos exigentes que buscan un terminal práctico para el día a día, es perfecto.

No conocemos el precio oficial, aunque si ponemos un ojo en los años anteriores, podría rondar los 100 o 120 euros.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *