HTC podría plantearse la venta de la compañía por sus problemas financieros

No es ninguna sorpresa la situación en la que se encuentra HTC en estos momentos y es que está atravesando ciertos problemas financieros que ya dura demasiado tiempo y la firma ha optado por contratar un asesor con el objetivo de encontrar soluciones.

Uno de los escenarios que podría tener que afrontar es la venta total de la compañía ya que en los últimos años ha conseguido bajar hasta el 2% de cuota en el mercado.

HTC-stand-logo-mwc

Durante los primeros años de Android, HTC siempre fue un referente y marcó la pauta a seguir por muchos otros fabricantes que ahora se encuentran en los top de los ránking de ventas.

La firma sabe lo que le está ocurriendo a pesar de haber lanzado innumerables terminales de grandes características y muy competitivos.

También sabemos que Vive X es la división más rentable de HTC ya que ha conseguido 190.000 unidades vendidas durante el primer trimestre del año y podría ser una de las primeras ventas a realizar para sanear las cuentas.

Otra de las estrategias se centraría en dividir el departamento de móviles del de la realidad virtual para que cada uno pudiera funcionar por separado.

Y finalmente nos encontramos con la posibilidad de tener que vender la totalidad de la compañía, aunque ésta siempre sería la última opción a elegir.

bgr-htc-one-review-7

De esta opciones la más lógica podría ser la división del departamento móvil de la de realidad virtual, aunque si nos ponemos a pensar en cierto modo tampoco sería una solución final ya que los terminales móviles de HTC han reducido su valor en un 75% durante los últimos cinco años; no obstante, vender ésta no se contempla en ningún caso.

No es ninguna sorpresa lo que le ocurre a HTC así que si esto continúa así, HTC tendrá que empezar a tomar cartas en el asunto y comenzar a buscar compradores.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *