¿Por qué los Pixel 2 y Pixel 2 XL no tienen conector de auriculares? Google nos lo explica

Estos últimos días han estado marcados por la llegada de los nuevos Pixel de Google, dos increíbles smartphones de gama alta que, desde su presentación el pasado miércoles 4 de octubre han estado acaparando prácticamente todos los titulares.

Hay que admitir que los Pixel 2 y Pixel 2 XL son dos smartphones increíbles, pero la decisión de Google de eliminar el conector de auriculares de estos terminales no ha estado exenta de polémica, por eso la compañía ha querido explicar que los llevó a tomar esta decisión.

Pixel_2_2XL_oficial_762434

Según explica el Community Manager de Google, el objetivo principal de la compañía en estos dos nuevos terminales era favorecer el diseño sin marcos y ofrecer la mejor calidad de audio posible, motivo que, según Google, los llevó a eliminar el jack 3.5mm de los Pixel 2 y Pixel 2 XL.

Analizando estas palabras en detalle, podemos ver como la compañía asegura que eliminaron este conector para favorecer el diseño sin marcos en ambos terminales, pero la realidad es que compañías como LG han demostrado que se puede hacer smartphones con este diseño sin necesidad de eliminar el jack 3.5mm.

adaptador-google-pixel-usb-jack-2

La segunda excusa de Google es que utilizar el puerto USB Type-C en lujar del jack 3.5mm ofrece al terminal un mejor audio y experiencia digital, aunque la realidad es que todo esto depende del DAC que integre el terminal, que es de quien depende la calidad final del sonido que ofrezca cada dispositivo.

Parece que todas las palabras de Google simplemente han sido una forma de disfrazar su verdadero propósito, que como muchos ya habéis podido intuir, no es otro que el de vender accesorios como adaptadores UBS Type-C a jack 3.5mm y puerto de carga, los cuales no son precisamente económicos a través de la tienda de Google.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *