Google conseguirá determinar si una fotografía es buena o no gracias a su Inteligencia Artificial

La inteligencia artificial es algo que hemos oído toda nuestra vida en la televisión y en una larga lista de películas futuristas, pero jamás nos podíamos imaginar hasta qué extremos podía llegar; y es que cada vez vamos descubriendo cosas nuevas gracias a la cantidad de empresas encargadas en estas investigaciones.

Una de ellas es, claramente Google, la causante de muchos de los avances que tenemos hoy en día en nuestros teléfonos, pero ¿qué opináis si pudiérais saber antes que nadie si una fotografía va a ser buena o no? La gran G nos ayuda con esto gracias a un nuevo sistema llamado Neural Imagen Assessment y con el cuál podremos saber qué foto es buena y cuál no.

Google_Photos_332498

Muchos habréis empezado a negar esto, y es que la belleza es algo tan subjetivo que es difícil que una máquina pueda deducirlo por sí sola, pero hay ciertos aspectos estéticos que hacen que una imagen sea siempre bonita, y eso es lo que analiza.

Google Photos ya ha conseguido clasificar nuestras imágenes en función del objeto que veamos en ella, pero este nuevo sistema va mucho más allá de esto.

Inteligencia_Artificial_Pruebas

El sistema es muy sencillo y es que utiliza una escala de 10 puntos en la que, la mayor puntuación se lleva mayor afinidad. La máquina examina tanto los píxeles como la estética en general, y mediante una clase de algoritmos determina, entre dos, cuál elegiría un ser humano.

Por ejemplo, imaginaos que tenemos dos imágenes desde el mismo ángulo, pero una de ellas está más borrosa que la otra. ¿Cuál pensáis que escogerá este sistema? En resumidas cuentas, es así como funciona esta tecnología.

Inteligencia_Artificial_Fotos

Sin duda, este es un pequeño gran paso en la Inteligencia Artificial, y estamos seguros de que la cosa no se detendrá aquí y que seguiremos viendo una gran cantidad de avances que estamos deseando probar.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *