Probamos los Ovevo Ever Q62: unos auriculares Bluetooth buenos, sencillos y económicos

La mayoría de fabricantes están optando por eliminar el conector de auriculares de sus dispositivos de gama alta, una tendencia que está obligando a los usuarios a hacerse con diferentes adaptadores para seguir usando sus auriculares de toda la vida o a comprar algunos de los auriculares Bluetooth que tan de moda se están poniendo últimamente.

Gracias a nuestros amigos de Banggood, hemos tenido la oportunidad de probar los Ovevo Ever Q62, una apuesta perfecta para aquellos que buscan unos auriculares Bluetooth sencillos y con un buen sonido sin necesidad de rascarse el bolsillo más de la cuenta; así que si quieres conocerlos más a fondo, no dejes de leer nuestro análisis.

Comprar los Ovevo Ever Q62 en Banggood-

Embalaje y accesorios

La verdad es que el embalaje no es nada del otro mundo, ya que estos auriculares llegan en una caja de cartón en color gris bastante sencilla en la que podemos ver el nombre del producto, sus características y alguna imagen de su diseño.

En su interior se pueden ver la propia base de carga de los auriculares, con estos en su interior, rodeada de un gran marco de espuma que la protege y junto a una pequeña caja de cartón donde se incluyen el resto de accesorios.

Junto a los auriculares encontramos lo estrictamente necesario para poder utilizarlos; concretamente un cable microUSB, diferentes almohadillas con varios tamaños para adaptarse a cada usuario y documentación variada acerca del producto.

Diseño

No puedo negar que me ha llamado especial atención el gran trabajo que ha hecho el fabricante con estos auriculares, apostando por un diseño que combina los materiales de primera calidad con la sencillez.

La base de carga del producto llama especialmente la atención, ya que está fabricada completamente en aluminio y cuenta con una forma cilíndrica que la convierte en un estuche que nos permitirá guardar los auriculares cuando no los estemos utilizando.

La base cuenta además con una batería integrada, lo que nos permitirá cargar los auriculares con sólo acoplarlos, sin necesidad de conectarla a la corriente ni nada parecido, un detalle que sinceramente me ha encantado.

En el caso de los auriculares en sí, ambos apuestan por un diseño muy discreto que apuesta por combinar el aluminio y el plástico para conseguir un peso mínimo que los hace realmente cómodos de tener en el oído.

En el caso de los auriculares, por un lado tenemos su almohadilla, que podremos cambiar para que se adapte al tamaño de nuestros oídos, mientras que por otro nos encontramos un botón físico, que servirá para encenderlos, junto a un LED que nos indicará el estado de la batería.

La verdad es que no puedo decir nada malo de estos auriculares, ya que cuentan con un diseño increíblemente cómodo que los hace perfectos para cualquier situación, incluso correr, con el punto positivo de decir adiós a cualquier cable gracias a su conectividad Bluetooth.

Funcionamiento

En términos generales, estos auriculares me han dado una buena experiencia de uso con los diferentes estilos de música que he probado, aunque hay ciertos aspectos que he visto algo limitados.

Estos Ovevo son unos dispositivos inalámbricos para poder escuchar nuestra música favorita que tendremos que conectar vía bluetooth con nuestros teléfonos o reproductores Wireless. Lo cierto es que dejar los cables es toda una tranquilidad, evitando los famosos tirones tan molestos y ofreciendo una comodidad extraordinaria a la hora de usarlos en movimiento.

Conectar un dispositivo no suele ser demasiado difícil; pero teniendo en cuenta que son dos auriculares totalmente independientes, lo primero que debemos hacer es vincularlos entre sí, aunque también es posible utilizar sólo uno, para después poder vincularlos a nuestro teléfono; algo que resta agilidad y rapidez para poder usarlos, aunque una vez sabemos cómo hacerlo correctamente, es bastante fácil.

Algo que también hay que señalar es la posibilidad de poder controlar la reproducción desde los propios auriculares, algo que se puede hacer con esos dos únicos botones que traen, y es que con ellos podremos desde pausar la reproducción hasta realizar una re-llamada al último número de nuestro registro de llamadas.

Sonido

Durante el tiempo que he probado estos auriculares, el sonido ha sido uno de los aspectos que más me ha gustado, y es que ha sido realmente bueno en todo momento; aunque, como ya podréis imaginar, estos auriculares no son perfectos y muestran algunas limitaciones en momentos muy puntuales.

Unos auriculares se miden, principalmente, en la cantidad de decibelios que pueden soportar y qué rango de frecuencia ofrece; siendo el primero el encargado de regular hasta qué volumen podemos subirlo, mientras que el otro nos explica si los agudos y graves están bien equilibrados.

En el primer caso deciros que este OVEVO Q62 nos da hasta 92db; y teniendo en cuenta que, según la OMS, lo adecuado para unos auriculares son 85, se podría decir que es una medida perfecta; aunque hay que tener cuidado de no dañar nuestro oído, porque a la hora de salir a la calle podemos tener la necesidad de subir el volumen para no mezclar nuestra música con los ruidos ambiente

La frecuencia de respuesta nos permite un rango entre 20Hz y 20kHz, consiguiendo un equilibrio interesante entre tonos agudos y graves, por lo que podremos escuchar cualquier estilo de música, aunque esto es bastante más personal por lo que habrá personas que prefieran un rango mas amplio o más limitado.

Otro de los puntos que puede crear muchos inconvenientes es el momento en el que subimos el volumen al máximo, ya que hay ciertos dispositivos que llegan a distorsionar el sonido, aunque en esta ocasión no me he encontrado, y que sin duda se trata de algo muy positivo.

A la hora de escuchar música no hay ningún problema, pero cuando he querido ver algún vídeo con estos auriculares he visto un pequeño delay de menos de un segundo que hace que en algunas ocasiones sea un poco incómodo.

El aislamiento es muy importante también en este tipo de dispositivos, y es que cuando escuchamos música no queremos que el ruido ambiente nos moleste, y en interiores no hay problema; pero, como ya hemos dicho antes, en el exterior nos impide que podamos escuchar correctamente nuestra reproducción cuando hay un ruido de ambiente bastante intenso.

Lo he querido probar también en los casos en los que recibimos una llamada en mitad de una canción, y este OVEVO Q62 pausa el reproductor durante la llamada, aunque cuando colgamos no se recupera solo, si no que hay que estar al loro de darle al play de nuevo para seguir escuchando nuestra música.

Autonomía

Tengo que admitir que en este sentido los Ovevo Ever Q62 no me han defraudado, ya que cuentan con una batería capaz de ofrecer en torno a las 2 horas de autonomía mientras se reproduce música, unos resultados, en mi opinión, bastante buenos.

Los auriculares también se cargan bastante rápido, y en mi caso, he podido ver como se cargaban del 0 al 100% en aproximadamente una hora; un tiempo más que razonable para un producto de este tipo.

Pero quedarse sin batería en estos auriculares es casi imposible, ya que el estuche donde debemos guardarlos cuenta con una batería de 800 mAh que empezará a cargarlos nada más acoplarlos a la base; sin necesidad de enchufarla a la corriente ni nada por el estilo.

Sin duda me ha parecido que Ovevo ha prestado especial atención a este apartado a la hora de crear estos auriculares Bluetooth, consiguiendo un producto realmente interesante en este aspecto.

Conclusiones, disponibilidad y precio

Ovevo Ever Q32

Ovevo Ever Q32
8

Embalaje

8/10

    Diseño

    9/10

      Sonido

      8/10

        Autonomía

        8/10

          Pros

          • - Diseño exquisito con buenos acabados
          • - Sonido bastante bueno en general
          • - Autonomía

          Contras

          • - Aislamiento en situaciones con excesivo ruido de ambiente

          Borja Vivas

          Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

          Deja un comentario

          Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *