EE.UU no quiere móviles chinos por suponer un riesgo de seguridad, pero Huawei lo desmiente

Seis directores de las principales agencias estadounidenses emitieron un comunicado hace no mucho para advertir a su población de los peligros de usar teléfonos chinos, asegurando que los fabricantes chinos suponen un riesgo de seguridad para los consumidores.

Sin duda se trata de una acusación muy seria por parte de la CIA, NSA y FBI, quienes señalaban a ZTE y Huawei como dos de los fabricantes que mayor riesgo suponen, recomendando a sus ciudadanos a recurrir a alternativas locales a estos productos siempre que sea posible.

Huawei-Mate-8-30

Para quien no esté al tanto de esta polémica, el comunicado emitido por estas agencias era bastante crítico con todos los fabricantes chinos que operan en EEUU actualmente, una dureza que podemos ver en el siguiente fragmento del comunicado:

Estamos profundamente preocupados por los riesgos que supone permitir a cualquier compañía o entidad que responde a gobiernos extranjeros que no comparten nuestros valores ganar posiciones de poder en nuestras redes de telecomunicaciones.

Eso proporciona la capacidad de ejecutar presión o control sobre nuestra infraestructura de telecomunicaciones. Proporciona la capacidad de modificar maliciosamente o robar información. Y proporciona la capacidad de llevar a cabo espionaje sin ser detectados.

Esta vez hemos visto que no ha respondido con indiferencia a estas palabras, sino que ha decidido emitir otro comunicado para defenderse de estas graves acusaciones que, según asegura la propia firma, carecen de fundamento alguno.

La respuesta que ha emitido Huawei ante estas acusaciones ha sido la siguiente:

Huawei está al tanto de un conjunto de actividades de EE.UU. dirigidas a impedir el negocio de Huawei en el mercado de EE.UU.

Huawei tiene la confianza de gobiernos y ciudades en 170 países del mundo y no supone mayor riesgo de seguridad que cualquier otro proveedor tecnológico, compartiendo como nosotros cadenas de suministro globales y capacidades de producción. Estamos comprometidos con la apertura y transparencia de todo lo que hacemos.

En última instancia, Huawei continuará desarrollando su negocio global a través de un compromiso significativo con la innovación y I+D y con entregar tecnología que ayude a nuestros clientes a tener éxito en todos los mercados que valoran la innovación y el valor que entrega.

En este comunicado, Huawei ha querido dejar claro que su empresa no supone mayor riesgo para la seguridad de los usuarios que cualquier otro proveedor tecnológico, asegurando que en la actualidad cuentan con la confianza de más de 170 países en todo el mundo.

No sabemos cómo acabará esta guerra entre los fabricantes de smartphones chinos y Estados Unidos, aunque parece que la batalla sólo acaba de empezar. ¿Cuál es vuestra opinión al respecto?

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *