Primeras impresiones del Nokia 8 Sirocco, un buque insignia con un diseño realmente bonito

Sólo un día antes de que el MWC 2018 arrancara oficialmente, la firma finlandesa Nokia decidía convocar a los medios en Barcelona para mostrarnos todas las novedades que tenía preparado para, al menos, esta primera mitad del año.

La firma mostró varios teléfonos en esta invitación, pero de entre todos ellos el Nokia 8 Sirocco es el que más llamó nuestra atención, un buque insignia extraordinario que pudimos probar durante unos minutos que nos sirvieron para hacernos una idea de como será este teléfono, por eso hemos querido transmitiros cuales fueron nuestras primeras impresiones.

Lo primero que llama la atención de este dispositivo a primera vista es su diseño, ya que su fabricante ha conseguido crear uno de los teléfonos más bonitos del mercado, donde destaca a primera vista el grosor del dispositivo, el cual es increíblemente delgado.

El primer contacto con el dispositivo es extraordinario, ya que no tarda en notarse la gran calidad de los materiales que su fabricante ha elegido para su fabricación, utilizando cristal en su parte frontal y trasera y uniendo ambas partes por un marco de aluminio; y aunque la sensación es increíble, sí hay un punto negativo a destacar… su parte trasera es un imán para las huellas.

 El frontal también llama la atención por algo, y no sólo por contar con una pantalla en formato 18:9 y unos marcos ultra-compactos, sino porque el Nokia 8 Sirocco utiliza un panel curvo a ambos lados al más puro estilo de Samsung; consiguiendo ofrecer una sensación exquisita tanto al ojo como al tacto.

Dejando a un lado el diseño de este teléfono, podemos ver como el dispositivo ofrece el rendimiento que podríamos esperar en un buque insignia, y aunque la firma no ha apostado por incluir el último procesador de Qualcomm en este nuevo móvil, éste ha demostrado que el Snapdragon 835 es un chip que aún tiene mucho que decir y que es capaz de ofrecer un gran rendimiento sin apenas despeinarse.

En el apartado fotográfico nos encontramos una doble cámara trasera firmada por ZEISS con una configuración de 12MP + 13MP, una apuesta llamativa que promete ofrecer unas instantáneas a la altura, además de llegar con una aplicación de la cámara que recupera la antigua interfaz que la firma utilizó hace ya unos años en sus Lumia.

Por último, los finlandeses han querido volver a despuntar en lo que a software se refiere, y para ello han decidido convertir a su Nokia 8 Sirocco en el primer buque insignia del mercado en apostar por el proyecto Android One; una apuesta que garantiza al terminal Android Stock y sin ningún añadido junto a un buen soporte de software.

Es cierto que en los pocos minutos que tuvimos la oportunidad de probar el dispositivo no hemos podido comprobar lo que realmente es capaz de hacer en el día a día, pero la realidad es que nos hemos quedado con ganas de poder probarlo un poco más para conocerlo a fondo.

Estamos esperando impacientes que llegue el mes de abril para poder tener el Nokia 8 Sirocco en nuestras manos durante unos días y ver de lo que realmente es capaz este teléfono en el día a día.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *