Wiko View, análisis: Las pantallas 18:9 ya no son sólo cosa de la gama alta

Las pantallas en formato 18:9 fueron una de las características estrella dentro del mercado de la gama alta durante 2017, una apuesta que permitió a los fabricantes aprovechar mejor el frontal de sus dispositivos y que no tardó en ganarse el aplauso del público.

En un principio, las pantallas con una relación de aspecto 18:9 eran una característica reservada para los dispositivos con precios desorbitados, una tendencia que el fabricante francés Wiko quiso echar por tierra con su Wiko View, un teléfono de gama media y precio contenido que hemos tenido la oportunidad de probar unos días ¡Dentro análisis!

Wiko View


Precio: EUR 160,06
Nuevo: EUR 159,65 En Stock
2º mano: Fuera de Stock

Embalaje y accesorios

El embalaje del nuevo Wiko View es bastante clásico, apostando por una caja cuadrada de cartón en la que la firma se encarga de remarcar que en su interior tenemos un teléfono con una pantalla sin marcos en formato 18:9.

Dentro, lo primero que vemos es el teléfono rodeado de un marco de cartón y cubierto por una pequeña bolsa de plástico, aunque a su derecha también se puede ver rápidamente un compartimento en el que se encuentran todos los accesorios que la firma incluye.

He de reconocer que los accesorios no son nada del otro mundo, ya que únicamente nos encontramos un cable microUSB a USB, un adaptador a la corriente y diversa información del producto en varios idiomas.

Especificaciones técnicas

  • Procesador Qualcomm Snapdragon 425 Quad Core a 1.4 GHz
  • GPU Adreno 308
  • 3GB de memoria RAM
  • Pantalla IPS de 5.7 pulgadas con resolución HD+ en formato 18:9
  • Cámara principal 13MP con flash LED y frontal de 16MP con flash LED
  • 32GB de almacenamiento interno con slot para microSD
  • Conectividad WiFi 802.11 b/g/n, 4G LTE, Bluetooth 4.2 y A-GPS
  • Batería de 2.900 mAh extraíble
  • Sistema operativo Android 7,1 Nougat con WikoUI
  • Dimensiones de 151.5 x 73.1 x 8.7mm y 160 gramos de peso

Pero como siempre, para los más curiosos, aquí os dejo algunas capturas extraídas de AIDA64 con todos los detalles de la ficha técnica del teléfono:

Diseño

La mayor apuesta de este dispositivo está en su diseño, ya que se trata de una apuesta con la que Wiko hace que los paneles 18:9 y los frontales “a todo pantalla” dejen de ser una características exclusiva de los teléfonos de gama alta.

La primera vez que tienes este teléfono en la mano ya puedes ver que cuenta con una buena construcción y unos acabados bastante cuidados, aunque es inevitable que la mirada se vaya al frontal del terminal, ya que su pantalla ultra-panorámica y la ausencia de marcos gruesos a su alrededor le dan un aspecto muy interesante.

A pesar de contar con unos marcos superior e inferior bastante delgados, lo cierto es que han sido suficientes para que Wiko pueda integrar una cámara frontal acompañada de un flash LED y el altavoz para poder escuchar las llamadas.

La parte trasera es de aluminio, aunque incluye  dos franjas fabricadas en plástico a sus laterales para garantizar el correcto funcionamiento de sus antenas, e increíblemente se puede quitar para extraer su batería con total libertad.

Y es en su parte trasera donde podemos ver su cámara principal junto a un flash LED, su sensor de huellas dactilares en forma circular, un altavoz bastante discreto y el logo de la firma resaltado en un negro brillante bastante llamativo.

Los laterales de este smartphone se quedan algo atrás, y es que la firma ha apostado por fabricarlos completamente en plástico, aunque la realidad es que en el día a día es un detalle que la mayoría de usuarios terminarán por no apreciar.

Por lo demás, se pueden ver unos laterales con un grosor por debajo de los 9 milímetros en los que la firma incluye los botones de encendido y control de volumen, un jack 3.5 mm para poder conectar unos auriculares y una entrada microUSB para cargar su batería.

En definitiva, se trata de una apuesta muy ambiciosa con la que este fabricante francés ha querido  llevar los diseños sin marcos y las pantallas en formato 18:9 a usuarios con presupuestos más limitados.

Pantalla

La pantalla es uno de los componentes más importantes de un smartphone y es que de él depende gran parte de nuestro uso diario, algo que en los últimos lanzamientos no hemos dejado de ver mejorada con paneles de 18:9 en gamas altas, pero que Wiko habría decidido implementar en este gama media consiguiendo unos resultados increíbles.

Este terminal cuenta con un panel IPS que ya de por sí promete un buen equilibro con la nitidez y los colores, algo que no sería posible si no tuviera un tamaño de 5.7 pulgadas además de una resolución 1440 x 720 y que con ese ratio de 18:9 hacen un tándem envidiable.

Al contrario que con otros modelos, este dispositivo, me ha ofrecido unos resultados por encima de mis expectativas, y es que tanto la nitidez como la cantidad de colores son óptimos en todo momento; llegando a parecerme muy reales en la mayoría de situaciones, aunque no dejo de echar de menos un poco más de abanico de diferentes tonalidades.

Cuando estamos en la calle y el sol nos da de lleno, el brillo es uno de los factores más importantes ya que podrían aparecernos demasiados reflejos que nos impiden un uso correcto del terminal, pero en este Wiko View no he visto ese tipo de problemas porque cuando he tenido que utilizarlo, el brillo al máximo me ha permitido ver sin problemas cualquier contenido.

Los ángulos, como con cualquier pantalla IPS, son grandes aliados a la hora de querer ver la pantalla de lado, y es que no he visto que se haya distorsionado la imagen en ninguna ocasión; y eso es algo de agradecer, ya que son muchos los usuarios que utilizan sus smartphones para ver películas y/o series, y tener que hacerlo con el panel de frente durante un tiempo prolongado puede acabar resultando molesto.

Pero no puedo olvidarme de su panel en formato 18:9, la característica estrella de este año que llega a este gama media ofreciendo un panel más grande en menos espacio y, aunque debo admitir que depende del gusto de cada uno, sí es cierto que este espacio se puede aprovechar mejor para poder  ver películas, juegos o dividir la pantalla con mayor comodidad.

Algo que sí que me ha llamado la atención es que, al contrario que otros dispositivos de características similares, este panel de 5.7 pulgadas no ha sido impedimento para el uso y es que suele ser habitual que, al contar con un tamaño tan grande y un ratio de 18:9, sea más difícil llegar a todas las esquinas con una sola mano.

Wiko tiene esto último en cuenta, y es por eso por lo que han optado por incluir una opción llamada “Modo de una sola mano” que no es más que un sistema para aquellos que con una mano no lleguen a todas las esquinas y recoge la imagen en la esquina inferior derecha para que el uso diario sea mucho más cómodo.

Cámara

Parece que Wiko ha decidido apostar por el apartado fotográfico, y es que nos encontramos ante un dispositivo que, a pesar de prometer unos buenos resultados con su cámara trasera de 13MP, lo cierto es que su punto fuerte está en su frontal; donde la firma hace un guiño a los selfie-adictos con una lente frontal de 16MP que se complementa con un flash LED.

Lo primero que me ha llamado la atención al probar esta cámara es la gran calidad que me he encontrado en las instantáneas, consiguiendo casi rozar la fotografía con la realidad, y es que podemos ver ese esfuerzo por parte de la compañía de ofrecernos unos buenos resultados tanto en condiciones favorables como desfavorables.

En el exterior, cuando la luz natural está de nuestro lado, conseguimos unos resultados excepcionales, tanto en nitidez como en cantidad de colores; algo que se repite en interiores cuando las condiciones vuelven a estar de nuestra parte.

Pero si hay algo que me ha gustado aún más es la calidad que me he encontrado por la noche y es que, a estas alturas, Wiko ha conseguido optimizar su cámara de tal manera que, en los entornos nocturnos, podemos ver unos resultados que en otros dispositivos de características similares no hemos visto, gracias a que los colores ofrecen un resultado bastante cercano a la realidad.

El software nativo consigue que el enfoque sea mucho más rápido y con él no nos perdemos algunos de los momentos de nuestro día a día que en otras ocasiones lamentamos no capturar en una imagen, por lo que en este aspecto se gana buena nota.

La aplicación que han decidido utilizar es bastante intuitiva y ofrece diferentes opciones, como la posibilidad de seleccionar un modo manual que nos permite configurar la ISO, entre otros ajustes, para que podamos personalizarla en función de la situación en la que estamos.

Rendimiento

Sólo por su ficha técnica, ya se puede intuir que este Wiko View no es el dispositivo más potente del mercado, aunque debo decir que de primeras ésta crea una idea un tanto equivocada, ya que, al probarlo por primera vez, te das cuenta de que el teléfono que tienes en la mano tiene mucho mas que decir de lo que pensabas inicialmente.

Os recuerdo que este dispositivo lleva en su interior un SoC Snapdragon 425 de cuatro núcleos firmado por Qualcomm, acompañado de una GPU Adreno 308 y 3GB de memoria RAM; una configuración que le permite obtener en AnTuTu una puntuación de 36.943 puntos que, sin duda, deja en muy buen lugar a este teléfono.

Durante el tiempo que lo estuve probando, esta apuesta de Wiko ha demostrado ser una opción muy solvente, siendo capaz de atender las necesidades del día a día como hacer una llamada, consultar las redes sociales o enviar un email.

A pesar de ser un teléfono con un hardware algo ajustado, la verdad es que las tareas algo más exigentes tampoco le han supuesto un gran problema, viendo como juegos algo más complejos como Into the Dead 2 corrían bastante fluido.

Si es cierto que el dispositivo cuenta con una ficha técnica bastante básica, y hay ciertos juegos o aplicaciones muy exigentes que terminan dejando al descubierto la liga en la que juega este teléfono, mostrando algunos tirones durante su uso que ensucian ligeramente la experiencia.

A pesar de que no se trata de un teléfono con el hardware más puntero del mercado, la realidad es que ofrece un rendimiento muy interesante que, en mi opinión, no decepcionará a aquellos usuarios que buscan un teléfono para navegar por internet, usar el Whatsapp y jugar a títulos no muy exigentes de vez en cuando.

Autonomía

Es muy común ver como los fabricantes de smartphones optan por meter la tijera a la batería de sus teléfonos más asequibles para reducir costes, aunque Wiko es consciente de que la autonomía es un aspecto muy importante para la mayoría de usuarios, por eso ha decidido apostar fuerte en este sentido.

Técnicamente hablando, vemos que el Wiko View cuenta con una batería de 2.900 mAh, una capacidad que, al menos sobre el papel, parece más que suficiente para una pantalla de 5.7 pulgadas con una resolución de 1440 x 720 píxeles.

Wiko_View_Bateria

Durante el tiempo que estuve probando este dispositivo, pude comprobar que la firma ha conseguido optimizar muy bien su consumo, consiguiendo que su batería sea capaz de ofrecer en torno a las 14 horas de autonomía, de las cuales algo más de cinco horas fueron haciendo uso de la pantalla del teléfono.

El Wiko View llega con una entrada microUSB sin ningún sistema de carga rápida, lo que se traduce en tener que esperar algo más de dos horas y cuarto para poder cargar su batería del 15 al 100%, unos resultados que, lejos de ser malos, si son mejorables.

Es cierto que hubiéramos agradecido ver en este teléfono un conector USB-C acompañado de algún tipo de sistema de carga rápida, aunque teniendo en cuenta la liga en la que juega este teléfono de Wiko, los resultados son más que satisfactorios.

Software

Esta firma francesa siempre se ha caracterizado por aderezar las versiones de Android que incluye en sus terminales con una capa de personalización propia, una apuesta arriesgada que normalmente no suele gustar a los usuarios, pero que la firma ha sabido evolucionar con los años para ofrecer una experiencia bastante buena.

En el caso del Wiko View, la firma ha optado por incluir Android 7.1 Nougat pre-instalado de serie junto a la última versión de su capa de personalización WikoUI, una apuesta más que aceptable para un dispositivo como este.

Tengo que admitir que esta capa no es de las mejores que he probado, aunque he de reconocer que la firma ha hecho un gran trabajo para hacer que esta sea muy intuitiva y funcione bastante fluida, algo que se convierte en un punto muy a favor.

Por lo general, la capa respeta bastante la apariencia de Android Stock, incluyendo algunas opciones muy interesantes con el sello de Wiko que aportan un valor extra al teléfono. Entre estas funciones tengo que destacar las acciones inteligentes, las cuales nos permitirán realizar tareas como silenciar una llamada poniendo el teléfono boca abajo o la posibilidad de contestar una llamada con sólo acercarnos el teléfono al oído.

Wiko_View_Software

El teléfono también incluye algunas aplicaciones pre-instaladas de serie, aunque destacan su explorador de archivos, otra que nos permitirá ocultar carpetas y apps o un editor de fotografías bastante sencillo que nos dará la opción de jugar con nuestras instantáneas.

Muchos os preguntaréis si el Wiko View recibirá Android 8.0 de forma oficial, y aunque su fabricante no se ha pronunciado al respecto, mi experiencia me dice que este dispositivo morirá con la versión de Android con la que fue lanzado.

Conclusiones, disponibilidad y precio

Wiko View

Wiko View
7.1428571428571

Embalaje

8/10

    Diseño

    8/10

      Pantalla

      7/10

        Cámara

        7/10

          Rendimiento

          7/10

            Autonomía

            7/10

              Software

              7/10

                Pros

                • - Diseño cuidado con un frontal "sin marcos"
                • - Pantalla en formato 18:9
                • - Rendimiento competente en día a día
                • - Buena autonomía para el día a día
                • - Relación calidad/precio

                Contras

                • - Cámara en situaciones nocturnas
                • - Rendimiento frente a juegos exigentes
                • - Capa de personalización mejorable

                Borja Vivas

                Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

                Deja un comentario

                Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *