Fin de la historia, Broadcom no podrá comprar Qualcomm por orden del Presidente de EEUU

En los últimos meses hemos visto cómo Broadcom ha realizado diferentes intentos de compras para hacerse con el gigante estadounidense Qualcomm, llegando a ofrecer 120.000 millones de dólares por su compra, ofertas que hasta ahora han sido siempre rechazadas.

Actualmente, ambas firmas se encontraban negociando un posible acuerdo para que Broadcom finalmente pudiera hacerse con el control de Qualcomm, unas conversaciones que se han visto obligadas a dar por finalizadas después de que el gobierno de los Estados Unidos haya decidido impedir que esta compra pueda seguir adelante.

broadcom-logo-710x399

Ha sido el propio Donald Trump, Presidente de EEUU, quien ha emitido una orden ejecutiva en la que impide que Broadcom pueda seguir adelante con sus planes de comprar Qualcomm, ya que; según podemos leer en la orden emitida, esta compra podría representar un riesgo de seguridad nacional para los Estados Unidos.

Este bloqueo no sólo impide la adquisición, sino que también impide que Broadcom pueda postularse a una candidatura para la junta directiva de Qualcomm, un movimiento que ya estaba en proceso con el que se pretendía ganar puestos para facilitar esta adquisición.

No se trata de un veto realizado a la ligera, ya que el Comité de Inversión Extranjera de los EEUU llevaba meses estudiando este movimiento, transmitiendo además a ambas compañías sus preocupaciones; donde había una especial preocupación a que esta compra conllevara un menor gasto en inversión para aumentar los beneficios a corto plazo, lo que ayudaría a que otras compañías chinas se convirtieran en dominantes en suelo estadounidense.

Qualcomm-logo

Es cierto que desde Broadcom han hecho muchos esfuerzos por conseguir que esta orden finalmente no fuera emitida, llegando incluso a enviar a su CEO a una reunión con funcionarios del Pentágono para abordar este tema, aunque finalmente no han conseguido su objetivo.

Por el momento no queda otra que asumir esta orden, aunque Broadcom ya ha asegurado que está en trámites de trasladar su sede de Singapur a Estados Unidos, un movimiento con el que esperan poder revertir la orden cuando hayan terminado su mudanza y volver a retomar las conversaciones con Qualcomm para volver a intentar hacerse con su control.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *