WeChat ya es el tercer cliente de mensajería más usado con más de 1.000 millones de usuarios

La mensajería instantánea se ha convertido en uno de los servicios más utilizados por los usuarios en sus smartphones, y aunque existen un buen número de alternativas, sólo unas pocas han conseguido conseguir un buen volumen de usuarios activos.

A pesar de no ser muy conocida en Occidente, WeChat es uno de los clientes de mensajería más usadas a nivel mundial, una aplicación que acaba de unirse al selecto club de aquellas que han conseguido superar la barrera de los 1.000 millones de usuarios.

Wechat_main-ads

Para quien no lo sepa, WeChat es la aplicación de mensajería líder en China, donde hace meses que sus desarrolladores llevaban meses quedándose al borde de superar los 1.000 millones de usuarios, cerró el pasado 2017 con más de 980 millones de usuarios, aunque la celebración del Año Nuevo Chino ha sido el empujón que necesitaba la firma para sobrepasar esta cifra.

Tencent, la empresa detrás del desarrollo de esta aplicación, también ha querido presumir de los más de 680 millones de usuarios que enviaron o recibieron dinero a través de su aplicación durante esta fiesta, algo que ha sido posible gracias a una tradición en la que se entrega dinero en sobres rojos durante el Año Nuevo.

Actualmente son sólo tres aplicaciones de mensajería las que han conseguido sobrepasar los 1.000 millones de usuarios, un top que actualmente sólo ocupaban Whatsapp con casi 1.500 millones de usuarios y Facebook Messenger con unos 1.300 millones de usuarios.

Sin duda se trata de un logro al alcance de muy pocos clientes de mensajería, una meta superada que ha llevado a Tencent a proponerse llevar Wechat a todo el mundo, extendiendo el uso de esta aplicación internacionalmente; un objetivo muy ambicioso que no podrán conseguir sin batir a Whatsapp, el rey de la mensajería instantánea.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *