Andy Rubin podría estar planteándose vender “Essential”

Todavía tenemos el recuerdo muy reciente de cuando el gran padre de Android anunció su retirada de la gran G, y es que optó por alejarse un poco de ese mundo para centrarse en otro proyecto tras el cual lanzó la compañía Essential con la que desarrolló un primer terminal que, a pesar de no haber conseguido el éxito esperado, ya tenía su siguiente generación en el horno.

El Essential Phone 2 apuntaba a ser el mejor smartphone Android de este 2018, pero el fracaso con el primer modelo podría haber llevado a que Andy Rubin se esté planteando la venta de la compañía y con ella la cancelación de este segundo terminal con el que se había conseguido una gran expectativa.

andy-rubin

Ya hace prácticamente un año desde que se presentó el primer modelo de esta firma, y en este tiempo no han conseguido superar las 200.000 unidades vendidas, a pesar de los grandes esfuerzos por parte de su fundador rebajando el precio para subir esas cifras.

Estos números y los problemas de disponibilidad limitada en EEUU en sus inicios, entre otros inconvenientes, han obtenido como resultado que Andy Rubin pudiera estar planteándose la venta de la compañía al mejor postor, asesorado por la entidad financiera Credit Suisse.

Essential-Negro-Mate-700x315

Esta noticia nos llama la atención porque los chicos de Essential también estarían en pleno desarrollo de un dispositivo para el hogar digital, por lo que aquél que quiera adquirir esta marca lo hará con todo su portfolio de patentes, además de todo el personal con el que cuenta actualmente.

En cualquier caso, esta es una noticia que se ha filtrado por parte de Bloomberg, por lo que no sabemos cuánto de esto es cierto; aunque, de serlo, nos gustaría que al menos respetaran las esperanzas de los usuarios que, tras ver los primeros bocetos del Essential Phone 2, están deseando tenerlo en sus manos.

¿Qué opináis? ¿Creéis que es una buena decisión por parte de Andy Rubin?

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *