El Sony XZ2 Premium tiene un grosor y un peso que se aleja de lo que ya conocemos

Cada vez vemos cómo va tomando más fuerza el conseguir teléfonos con grandes pantallas en tamaños reducidos. Esto conlleva que las dimensiones se vean disminuidas considerablemente hasta el punto de conseguir unos grosores insignificantes.

Pero no todo es tan fácil, y es que hay fabricantes a los que esto les cuesta mucho; como es el caso de Sony y el XZ2 Premium que anunciaron hace unos meses, y es que éste cuenta con unas dimensiones mayores que a lo que estamos acostumbrados, alcanzando un grosor de 11.9 mm.

Sony-Xperia-XZ-2-Premium-1

EEUU empezará a vender el Sony Xperia XZ2 Premium a partir del próximo 30 de julio; y, aunque todavía no sabemos si finalmente aterrizará en España o no, sí que conocemos sus características que se complementan con una pantalla de resolución 4K y una cámara trasera dual.

Sin embargo, hay algo a lo que no se le presta la atención necesaria y son las dimensiones de los dispositivos. Éstas son las responsables de que el uso del terminal sea más cómodo o no, y este Sony XZ2 Premium cuenta con un grosor de 11.9 mm que se aleja bastante de lo que estamos acostumbrados con terminales de la competencia.

Algo que también nos llama la atención es que su peso asciende a 236 g, siendo uno de los más pesados que hay en la gama alta actualmente, y superando a los modelos Xperia XA2 Ultra de 221 g o el Xperia XZ2 de 198 g.

XperiaXZ2Premium-8667

Estas medidas pueden ser un tanto exageradas si tenemos en cuenta que hay terminales en el mercado con tan sólo 7.5 mm de grosor; aunque hay que decir que el Sony Xperia XZ2 Premium tiene su punto más grueso justo en la zona central debido a su parte trasera curvada.

En cualquier caso, estos detalles no preocupan a muchos usuarios que prefieren valorar más otros aspectos como su hardware interno, por lo que ya es decisión de cada uno escoger o no este Sony Xperia XZ2 Premium.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *