La Comisión Europea planea multar a Google por forzar a los fabricantes a incluir las GAPPS

Los monopolios no son nada buenos, y es que hay muchas compañías que predominan en su actividad laboral, como es el caso de Google y su sistema operativo Android. Éste forma parte del 85% de terminales que hay actualmente a nivel mundial, un porcentaje que roza la totalidad de la cuota de mercado.

Para ello, los fabricantes optan por incluir el paquete de aplicaciones de la gran G, algo que la Comisión Europea empieza a mirar con lupa y podría terminar multando alegando que ejercen cierta presión a las compañías para instalarlas en los dispositivos que venden en dicho continente.

Google_Mountain-view

Hoy en día es prácticamente impensable pensar en un smartphone y que no nos venga Android a la cabeza, y es que ya convivimos con este sistema operativo para todo lo relacionado con la tecnología, incluida la Inteligencia Artificial y el Internet de las cosas de los que tanto se está hablando en estos momentos.

Este hecho es para algunos un ejemplo claro de monopolio y es Margrethe Vestager, Comisaria Europea de la Competencia, la encargada de analizar la situación actual; y considera que los de Google imponen la instalación de las Google Apps y Google Search en los terminales de los diferentes fabricantes que hay en el mercado.

Esto conllevaría una gran multa de miles de millones de dólares, pero los de la gran G se escudan en que no obligan a nadie a utilizar las GAPPS, sino que son ellas las que se comprometen a ello por querer incluir la Google Play Store como su tienda de aplicaciones.

gapps-portada

Esta defensa es muy acertada, porque en cierto modo es verdad. Son las propias compañías las que prefieren un sistema operativo “gratuito” a tener que utilizar uno de pago y que eso repercutiera en que los usuarios tuvieran que desembolsar todavía más dinero en sus teléfonos.

Por otro lado, también hay que decir que los de Google saben de sobra que hoy en día ya nadie sabría vivir sin Android en sus dispositivos porque sin este software, los smartphones y las tablets pierden todo el sentido del mundo, y la Play Store es un factor muy importante en el desarrollo de la versión del sistema operativo que lanza cada fabricante.

Esta no es la primera vez que los de Google se enfrentan a una multa por parte de la Comisión Europea, pero parece que mantienen su estrategia inicial.

Estaremos pendientes para ver que nos confirman ambas partes y si finalmente todo termina en una simple reprimenda o los chicos de Mountain View reciben una de las mayores multas en contra del monopolio que emita el continente europeo.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *