Samsung consigue unos beneficios récords a pesar del fracaso del Galaxy Note 7

A estas alturas todos conocemos el fracaso de Samsung con el Galaxy Note 7, un terminal que tuvo que ser retirado del mercado tras detectarse un error que hacía que el dispositivo explotara por causas que aún se desconocen.

A pesar de ser un duro golpe para la compañía, tanto por la pérdida de confianza por parte de los usuarios como la pérdida económica que supuso retirar y reciclar todos los terminales, la compañía finalmente ha cerrado el año con unos beneficios mucho más altos de los que se podría esperar.

samsung-logo

Si, el desastre del Galaxy Note 7 no ha impedido a Samsung conseguir unas ganancias de 7.800 millones de dólares entre los meses de octubre y diciembre de 2016, suponiendo el mayor incremento de beneficios desde 2013.

Estos beneficios durante el cuarto trimestre de 2016 han sido posibles gracias a la venta de componentes a otras empresas, como memorias para fabricar dispositivos de bajo coste o las pantallas OLED.

precio-acciones-samsung

Viendo los beneficios obtenidos por Samsung durante el 2016 a pesar de los problemas causados por el Galaxy Note 7, el interés despertado por el Galaxy S8 podría hacer que la compañía consiga unos beneficios muy superiores durante el 2017.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *