Un Echo de Amazon decide poner música de madrugada y obliga a intervenir a la policía

Los asistentes de voz poco a poco se están introduciendo en nuestro día a día gracias al sinfín de posibilidades que nos ofrecen, aunque lo cierto es que es una tecnología aún en desarrollo que aún falla, y la mayoría de las veces lo hace generando grandes polémicas.

La última polémica viene de la mano de Echo, el altavoz de Amazon con su asistente Alexa integrado que, por algún motivo que aún no se ha podido explicar, decidió empezar a funcionar por sí sólo, provocando una situación que incluso obligó a intervenir a la policía.

Amazon_Echo_1232359

Fue en Hamburgo cuando el Echo de Oliver Haberstroh decidió poner música de Spotify a todo volumen en plena madrugada, todo cuando su dueño había decidido salir a tomar unas cervezas y, por tanto, no estaba en su domicilio.

Lógicamente los vecinos llamaron a la policía después de que el Echo de Amazon llevara algo más de una hora reproduciendo música a todo volumen, algo que les obligó a actuar y acceder al domicilio para parar el aparato.

Su propietario ha revelado que este incidente provocó que tuviera que acudir a comisaría y abonar los gastos derivados del cerrajero que abrió la puerta para que pudieran acceder a su vivienda a apagar el altavoz, una situación que afortunadamente no fue a más.

Sin duda se trata de un caso aislado, aunque Oliver Haberstroh se ha encargado de revelar su experiencia en el perfil de Fecebook de Amazon en Alemania asegurando que desde ese momento le cuesta confiar en las bondades del asistente de la compañía.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *