La historia se repite, Oreo sigue estancado mientras el resto de distribuciones aumentan

Google sigue preocupado por la fragmentación en Android, un problema que la firma lleva arrastrando desde sus inicios y que, a pesar de haber intentado poner remedio en varias ocasiones, parece que la situación sigue muy parecida.

Como cada mes, los chicos de la gran G acaban de publicar el informe de fragmentación Android del mes de diciembre, donde podemos conocer el panorama actual de este sistema operativo y el uso de cada una de ellas en todo el mundo.

Android_Oreo-diciembre

Lo primero que llama la atención es la cuota de Android 8.0 Oreo, la última versión de este sistema operativo que, a pesar de llevar unos meses entre nosotros de forma oficial, sólo cuenta con un 0.5% de cuota de mercado.

Las versiones con varios años a sus espaldas siguen dominando este mercado; viendo como Android Lollipop, Marshmallow y Nougat acaparan la mayor parte de la cuota actualmente, algo que llevamos viendo meses y que no tiene pinta de cambiar a corto plazo.

Por el contrario, algunas versiones como Gingerbread e ICS mantienen presencia en el mercado a pesar de contar con más de 7 años de antigüedad, aunque su cuota no para de descender y es muy probable que ambas desaparezcan durante el próximo 2018.

android-8.0-oreo

Todavía habrá que esperar un año para conocer su Project Treble es capaz de poner fin a la fragmentación en Android cuando la próxima gran actualización de este sistema operativo sea liberada oficialmente, aunque por el momento la cosa no pinta demasiado bien.

Por el momento sólo nos queda espera a que los diferentes fabricantes terminen de adaptar Android 8.0 Oreo a los dispositivos de su catálogo y lancen su correspondiente actualización, algo que, unido a la campaña navideña y el aumento de ventas de smartphones, haga que Android 8.0 Oreo empiece a repuntar durante el primer trimestre del 2018.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *