EE.UU permitirá apelar a ZTE la prohibición de exportar componentes estadounidenses

Las últimas semanas parece que no están siendo las mejores para ZTE, ya que este fabricante asiático de smartphones y equipos de red ha visto como una sanción, impuesta por el Departamento de Comercio de EE.UU, les dejado sin componentes y tecnología procedente de empresas  estadounidenses durante un mínimo de siete años.

Esta sanción ha puesto en peligro el futuro de la compañía, quien no podrá seguir adquiriendo los procesadores de Qualcomm que incluye en prácticamente todos sus teléfonos y podría perder su licencia Android; aunque la compañía aún podría tener una oportunidad para esquivar esta sanción ejemplar por parte de Estados Unidos.

zte-logo-1-840x473-876

La única solución que podría quedarle a ZTE es apelar esta sanción, aunque la regulación actual impide presentar cualquier apelación ante una sanción impuesta por el Departamento de Comercio de EEUU; aunque parece que esta administración es consciente del daño que podría causar esta sanción a la compañía, por lo que están dispuestos a darles una oportunidad.

Según parece, se habría ofrecido a ZTE la posibilidad de presentar pruebas de forma informal para intentar así demostrar su inocencia, unas pruebas que desconocemos exactamente de que podrían tratarse o, tan siquiera, si realmente existen.

Esta oportunidad del Departamento de Comercio de Estados Unidos podría ser una gran oportunidad para ZTE de conseguir rebajar o eliminar esta sanción, aunque las cosas no parecen pintar del todo bien para este fabricante asiático.

Para los más despistados, recordamos que Estados Unidos decidió dejar a ZTE sin tecnología y componentes estadounidenses después de incumplir una sanción previa, la cual fue impuesta a esta compañía por suministrar sus productos a Corea del Norte e Irán; dos países a los que Estados Unidos impuso un bloqueo comercial hace ya años.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *