La policía de EEUU desbloquea el teléfono de un fallecido con la huella dactilar en su funeral

No es ningún secreto el abuso policial que existe actualmente en Estados Unidos, viendo como los cuerpos de seguridad del país han acaparado decenas de titulares en los últimos años, en la mayoría de los casos por acabar con la vida de personas sin ningún motivo.

Hace apenas unos días se repetía uno de estos lamentables acontecimientos en los que la policía estadounidense, en una de sus actuaciones, mostraba su falta de tacto y delicadeza, en esta ocasión presentándose en el funeral de un hombre fallecido para intentar desbloquear su teléfono utilizando su huella dactilar.

lector-huellas-pantalla

La polémica empezaba hace tan sólo unos días, cuando un policía mandó a Linus Philip detener su vehículo por contar con unas ventanillas tintadas que no eran legales, un control del que este hombre intentó darse a la fuga volviendo a su coche, algo por lo que el agente decidió abrir fuego y acabar con la vida de este hombre.

Es cierto que simplemente podría tratarse de uno de los muchos casos de brutalidad policial que se dan en Estados Unidos, aunque lo realmente llamativo fue la actuación posterior que tuvieron las fuerzas de seguridad cuando la víctima ya estaba en manos de sus familiares.

Según hemos podido saber, la policía irrumpió en el funeral de Linus Philip, quienes intentaron delante de todos sus familiares y amigos desbloquear el teléfono del difunto, utilizando para ello el sensor de huellas dactilares que incluía su dispositivo.

OnePlus_Two_huellas

La familia ha explicado que los agentes fueron directamente al ataúd, cogiendo la mano del difunto e intentando, dedo por dedo, desbloquear el smartphone utilizando la su huella para poder tener acceso a la información que había en su interior.

Desconocemos si finalmente consiguieron desbloquear el dispositivo, algo probable si tenemos en cuenta que la mayoría de sensores de huellas dactilares necesitan que haya circulación sanguínea, aunque si queda claro la frialdad y la poca empatía que puede tener la policía de Estados Unidos en algunas ocasiones.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *