Nuestro brazo pronto podrá ser táctil gracias a este smartwatch

Las tecnologías avanzan y con ellas también lo hacen nuestras preferencias a la hora de escoger qué teléfono nos vamos a comprar, y es que hace unos años buscábamos un tamaño compacto, pero ahora cuanto más grande sea la pantalla mucho mejor, pero eso sí, en un espacio más reducido.

Las cosas cambian a un ritmo increíble y, aunque seguimos sin poder volar con los coches o viajar en el tiempo como nos hacían ver Doc y Marti en Regreso al futuro, estamos cada vez más cerca de poder ver y manejar una pantalla proyectada directamente en nuestro propio brazo; algo que pronto será posible gracias a LumiWatch.

LumiWatch

Unos investigadores de la Universidad Carnegie Mellon son los creadores de un prototipo de smartwatch con el que, según han mostrado, se podrán proyectar algunas imágenes en nuestro cuerpo, las cuales podremos deslizar y tocar en función de lo que necesitemos hacer… y todo esto en nuestra piel.

El LumiWatch hace que el brazo del usuario sea una pantalla táctil proyectando una imagen de hasta 40 centímetros cuadrados, que es cinco veces más grande que el tamaño de pantalla de cualquiera de los relojes inteligentes que podemos encontrar actualmente en el mercado.

El equipo que trabaja en este prototipo asegura que la piel es una superficie muy interesante para poder proyectar una pantalla interactiva; y es que ofrece alta resolución, alta velocidad de fotogramas y una buena calidad de imagen.

lumiwatch-reloj

Este peculiar reloj incorpora un proyector de 15 lúmenes, que será el encargado de volver táctil nuestro cuerpo; una tecnología que se acompañará de una CPU de cuatro núcleos a una velocidad de 1.2GHz, una memoria RAM de 768 MB, 4GB de almacenamiento interno y batería de 740 mAh. El LumiWatch contará además con WiFi y Bluetooth y Android 5.1 como sistema operativo.

Estos investigadores nos han contado que el smartwatch mide 50 x 41 x 17mm y podría ponerse a la venta por nada menos que 600 dólares, aunque no podemos olvidarnos de que se trata de un simple prototipo que finalmente podría no ver la luz, por lo que tendremos que esperar para conocer si este proyecto se acaba convirtiendo en realidad.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *