HTC consigue generar beneficios tras tres años de pérdidas constantes

No es extraño encontrarnos con noticias que relaten la pésima situación por la que está atravesando HTC en estos momentos, un problema al que esta firma lleva tiempo intentando hacer frente de diversas maneras, y aunque han realizado diferentes movimientos para intentar regresar a los números vedes, lo cierto es que hasta ahora ninguno de ellos ha sido efectivo.

Los tres últimos años han sido para la compañía un derroche constante de dinero, una situación que se volvió crítica y les obligó a vender parte de su compañía a Google hace apenas unos meses para poder seguir operando, un movimiento que parece estar dando sus frutos después de conocer que este último mes la firma ha conseguido volver a obtener beneficios.

HTC-stand-logo-mwc

En efecto, después de varios años sin ver ni un solo beneficio, durante el mes de mayo HTC ha conseguido volver a ser rentable tras registrar unos beneficios de 710 millones de dólares, aunque ha que admitir que la mayoría de este dinero procede de la inyección de 1.100 millones de dólares que Google ha tenido que pagar tras adquirir parte de la compañía.

Como parte de este acuerdo, los de Mountain View también se quedaron con algo más de 2.000 ingenieros que hasta ese momento los taiwaneses tenían en su plantilla, permitiendo a HTC dejar de abonar unos salarios de personal altamente cualificado; un ahorro considerable que también ha ayudado a que la firma muestre números verdes por primera vez en mucho tiempo.

Es cierto que no estamos realmente ante unos beneficios conseguidos únicamente con las ventas de sus productos, aunque si podría tratarse de un primer paso hacía una rentabilidad real, una oportunidad que la firma no puede dejar pasar si realmente quiere seguir en el mercado.

En estos momentos HTC tiene una oportunidad de oro, ya que un buque insignia con unas buenas prestaciones y un diseño sin notch podría atraer a ese gran número de usuarios que se sienten abandonados por el resto de fabricantes, un tren que podría ser el último para los taiwaneses si no saben jugar a la perfección la última carta que les queda.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *