Android 9.0 Pie te permitirá bloquear tu teléfono con mayor seguridad

Muy atrás quedó aquella época en la que sólo un botón nos servía para bloquear nuestro terminal, y es que la seguridad de nuestros datos ha alcanzado unos límites en los que todo es poco para guardar a buen recaudo toda la información que podamos tener almacenada.

Por eso, en Android se han ido incluyendo diferentes sistemas de bloqueo que parten desde el PIN hasta el desbloqueo facial; y parece que en esta ocasión quieren dar un paso más con un nuevo sistema de bloqueo en el cual tomará parte el menú de apagado que ya conocemos de nuestros smartphones.

Android-9-pie-1280x700

Cada usuario es consciente de todos los sistemas de bloqueo que tiene su teléfono y son libres de elegir el que quieran, pero Google quiere darnos otra opción más para que podamos mantener nuestra información a buen recaudo.

Este nuevo sistema se incluye en el menú de apagado y que ya se está probando en algunos terminales que cuentan con Android 9.0 Pie, y se trata básicamente de un modo que impide desbloquear el terminal a través del sensor de huellas, un dispositivo bluetooth o con el reconocimiento facial.

apertura-seguridad-android-715x374

En esta ocasión la única posibilidad es entrar usando el PIN, pero además tampoco aparecen las notificaciones en la pantalla para evitar que alguien ajeno pueda ver información que no debería.

Esta nueva función viene desactivada, pero podrás incluirla accediendo a los Ajustes de Pantalla de Bloqueo y después seleccionar la opción Mostrar opción de bloqueo. Después tan sólo queda pulsar el botón de encendido y podremos bloquear el terminal con el nuevo icono que nos aparecerá.

Ya podéis ver que a Google le importa mucho la seguridad de tus datos personales y por eso buscan nuevos sistemas con los cuales podrás protegerlos de cualquiera que pueda acceder a tu smartphone sin tu permiso.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *