Sí, Facebook Messenger ya cuenta con juegos de realidad aumentada

Quién le iba a decir a Mark Zuckerberg que la idea que se le ocurrió un día en el año 2004 iba a llegar a unos límites tan increíbles, y es que desde que Facebook se fundó los éxitos no han ido más que creciendo a su alrededor hasta el punto de adquirir aplicaciones externas como WhatsApp e Instagram para así cubrir mucho más mercado.

Pero hay una app externa que a su vez está integrada en la red social y no es otra que la de Facebook Messenger, un servicio de mensajería instantáneo que podría haber superado a WhatsApp y que sigue recibiendo nuevas mejoras por parte de la compañía para que los usuarios puedan interactuar con sus contactos de forma más divertida.

 fb-messenger-ios1

Hay actualizaciones de algunas aplicaciones que son única y expresamente para arreglar fallos encontrados, pero luego hay otras que se encargan de incluir nuevos servicios o nueva interfaz, como es el caso de Facebook Messenger, que acaba de recibir una nueva versión en la que se han integrado juegos en realidad aumentada.

Sí, lo que has leído. Ahora desde el este servicio de mensajería tendremos la opción de jugar contra nuestros contactos de forma diferente y mucho más entretenida, y para ellos se ha intentado buscar títulos especialmente preparados para esta tecnología.

En uno de ellos tendremos que enfrentarnos a nuestro amigo de Facebook y a través de la cámara frontal nos miraremos el uno al otro y, el que antes se ría, pierde. En otro se trata básicamente de esquivar rocas que van cayendo moviendo la cabeza.

Pero éstos no serán los únicos títulos que veamos en esta aplicación, por lo que muy pronto podríamos ver otra actualización que incluya nuevos juegos con los que ganar a tus contactos de la red social.

El equipo de Zuckerberg no descansa y no dejan de buscar las mejores formas de que sus aplicaciones lleguen a un número mayor de usuarios, y estos juegos de realidad aumentada podrían conseguir sacar sonrisas a muchos, y eso es de agradecer.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *