Vivo NEX desmontado nos demuestra su construcción compleja

Estamos en un momento en el que los fabricantes no dejan de buscar las mejores formas de aprovechar al máximo el frontal de sus terminales, y es que a medida que se fueron reduciendo los marcos llegaba el gran interrogante por saber dónde se situaría la cámara frontal, llegando a incluir una muesca en la parte superior con este módulo.

Vivo encontró la solución a esta características que a algunos no les gustaba, y no es otra que la de incluir esa cámara en un módulo retráctil bajo su carcasa; y lo lanzaba en el Vivo NEX que anunciaron hace algunas semanas, pero esto no es lo único que lo convierte en un buque insignia y una publicación china ha desmontado el terminal para demostrarnos su compleja y sofisticada construcción.

Vivo_Nex-desmontado_4564123165

El Vivo NEX se presentó el pasado mes de junio con una de las características más sonadas de las últimas semanas, y es que la firma se atrevió con un diseño totalmente innovador en el cual la cámara saldría de la carcasa para así conseguir una pantalla mejor aprovechada en el frontal.

El primer paso que se ha seguido para este despiece es quitar la bandeja de la tarjeta SIM para que sea más fácil; y es que después calientan la parte posterior que está fabricada en vidrio con un secador de pelo para así, diez minutos después, poder retirarla con la ayuda de una ventosa.

Vivo_Nex-desmontado_5645145623

Cuando el Vivo NEX ya está dividido en dos partes, vemos que la placa y el conector están unidos con dos cables, y además hay un disipador de calor de grafito. En la placa parece que hay una cubierta que la protege a ella y a otros componentes y que podemos retirar quitando los tornillos.

Quitamos los cables que unen los botones izquierdo y derecho y después los dos que están conectados desde el conector a la placa. Tras esto le toca el turno a la cámara trasera doble, los auriculares y sensores.

Hay un tornillo que sujeta el módulo de la cámara frontal a la placa y que, cuando se quita, podemos levantar para quitarla con una pequeña palanca.

Vivo_Nex-desmontado_524621563264

La placa base está cubierta por un escudo y debajo de él podemos ver el procesador Qualcomm Snapdragon 845 y su memoria RAM de 8GB. Después de quitar la placa le toca el turno a la cámara dual en disposición vertical. Éste no debería tener un disipador de calor bajo la cámara principal, pero sí en la secundaria.

Cuando éste ya está fuera, el auricular lo podremos quitar con la ayuda de una palanca. El módulo de los sensores donde vemos el ambiental y el de proximidad lo podremos retirar con una pinza. El siguiente sería el vibrador lineal que se puede escuchar a través de la pantalla.

La batería se puede quitar si retiramos los 6 tornillos que tiene al lado derecho y al izquierdo, tras lo cual se podrán desenchufar los cables que tenemos en la cola y que unen la placa base y con el cual se transmiten datos y energía; mientras que el otro se encarga de la pantalla y los datos táctiles.

Vivo_Nex-desmontado_6546532165

Después de esto se retira la ranura para tarjeta microSD y el motor de vibración que se retiran con una pinza. Tras lo cual el lector de huellas dactilares se quita con los dos tornillos que lo unen. Pero lo más complicado está en la cámara frontal, que se puede extraer a base de quitar muchas piezas pequeñas.

Como veis, no es nada fácil desmontar un teléfono con tecnologías nuevas tan diferentes a las que hemos podido ver en otros modelos, y no hay más que saber el tiempo que le ha llevado a esta publicación para terminar el proceso que han sido un total de 3 horas.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *