El Galaxy S10 tendrá un sensor de huellas bajo su pantalla, y será el más avanzado del mercado

Los primeros teléfonos con sensores de huellas integrados bajo su pantalla ya están en el mercado, una tecnología completamente funcional que, por desgracia, muchos fabricantes aún se resistente a integrar en sus nuevos lanzamientos; una característica que no promete convertirse en tendencia hasta el próximo 2019.

Actualmente, son muchas las compañías que se encuentran afinando esta tecnología para hacer su debut en alguno de sus buques insignia el próximo año, siendo su llegada a la serie Galaxy S de Samsung una de las más sonadas; un lector de huellas que llegaría para convertirse en el más avanzado del mundo tal y como ha revelado una nueva filtración.

Sensor_huellas_pantalla_3423

El Galaxy S10 integrará un lector de huellas bajo su pantalla, aunque su fabricante no habría confiado en uno cualquiera, sino que habría optado por sensor capaz de reconocer nuestra huella a través del uso de ultrasonidos; una tecnología mucho más avanzada que dejaría atrás en todos los sentidos al resto de opciones vistos hasta ahora en el mercado.

Al parecer, el próximo buque insignia de Samsung sería el encargado de estrenar este sensor de ultrasonido de tercera generación; una tecnología en la que Qualcomm lleva trabajando desde el 2015 y que, además de verificar nuestra identidad a través de nuestra huella, también será capaz de medir nuestra presión cardiaca y ritmo cardiaco con sólo colocar nuestro dedo sobre la pantalla del dispositivo.

Pero esto no es todo, ya que este sensor de tercera generación también permitirá trabajar a través de capas más gruesas, consiguiendo así que la calidad y rendimiento de su panel permanezcan intactos en comparación al resto de soluciones vistas hasta el momento en otros teléfonos que actualmente podemos comprar en el mercado.

Por último, la tecnología de este sensor nos permitiría desbloquear nuestro teléfono con las manos mojadas o, incluso, con el teléfono bajo el agua; una opción que hasta la fecha no ofrecía ninguno de los sensores utilizados en el mercado de la telefonía móvil.

Es evidente que Samsung se está haciendo de rogar a la hora de lanzar su primer teléfono con un sensor de huellas dactilares bajo la pantalla, una espera que llegaría su fin con el anuncio del Galaxy S10; y si odas las previsiones finalmente se cumplen, lo hará para convertirse en la opción más avanzada y segura vista hasta la fecha en un smartphone.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *