El proyecto de Android One no impide ocultar el notch mediante software

Hace unos días pudimos ver que el Nokia 6.1 Plus dejó de ofrecer la posibilidad de ocultar la muesca tras su última actualización de seguridad de agosto, un cambio que nos llevó directamente a pensar que podría ser debido a una violación de alguna de las directrices de Google para formar parte del proyecto Android One.

Éste nació en 2014 con la intención de que el uso de Android llegue a los mercados emergentes, pero para que un smartphone participe en él debe seguir una clase de pautas que imponen los chicos de Google; pero parece que el hecho de ocultar el notch no es ningún problema para ellos.

nokia-5-1-plus-sin-notch-europa-768x512

Cuando los primeros teléfonos con notch aparecieron en escena, se abrieron dos frentes diferentes; a los que les gusta, y a los que no. Y es que esa pequeña superficie en mitad del panel conlleva que a muchos les deje de parecer atractivo, por lo que los de HMD Global encontraron la forma de contentar a las dos partes dando la oportunidad de eliminarlo mediante software.

Lamentablemente, el parche de seguridad de agosto que recibió el Nokia 6.1 Plus hizo que esto ya no fuese una opción, algo que consiguió que toda la comunidad se echara encima de los de Mountain View; aunque ha sido Juho Sarvikas el encargado de anunciar que el Nokia 6.1 Plus volverá a disponer de esa función tan peculiar tras una futura actualización.

OnePlus-6-con-notch

Los de Google ya han salido para confirmar que el programa Android One no prohíbe el ocultamiento de la muesca; por lo que todavía no queda claro el motivo por el cual los de HMD Global han decidido eliminarlo del Nokia 6.1 Plus.

Nos gusta saber que los de Google no exigen cumplir este requisito porque seguimos pensando que es una buena idea poder ocultarlo para aquellos usuarios a los que no les atraiga mucho el hecho de tener un teléfono con esa muesca tan molesta para ellos.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *