Un fallo de Google provoca la alteración de los ajustes de algunos dispositivos de forma remota

Android 9.0 Pie llegó de forma inesperada a primeros del mes de agosto con nuevas características, entre las que se encuentran algunas relacionadas con la Inteligencia Artificial, con la cual aspectos como el brillo o la batería se pueden adaptar en función de las preferencias del usuario o el uso de las aplicaciones.

Tras su lanzamiento, los primeros terminales en disfrutar de esta nueva actualización han sido los dispositivos Pixel compatibles, pero un mes después parece que los usuarios que cuentan con Android Pie han empezado a ver ciertas irregularidades en el Ahorro de Energía viendo cómo se activaba solo, independientemente del estado en el que se encontraba la batería.

android-9-pie-logo

Todos sabemos que cuando un teléfono se está quedando sin batería, el mismo activa de forma automática un protocolo para poder ahorrar algo de energía hasta que sea el usuario el encargado de ponerlo a cargar; pero algunos de los dispositivos que ya cuentan con la última versión de Android empiezan a tener problemas en este aspecto.

Parece que, a pesar de tener la batería cargada al máximo, el Ahorro de Energía se activaba solo sin que el usuario pudiera hacer nada al respecto, una situación que creaba cierta frustración en ellos; pero todo parece tener su explicación y ha sido Google quien lo ha confirmado:

“Un experimento interno para probar las funciones de ahorro de batería que se extendió erróneamente a más usuarios de los previstos”.

Éstas han sido las declaraciones de los chicos de Mountain View, y es que parece que ha sido algo que han activado de forma remota a aquellos modelos que cuenten con Android Pie en su sistema operativo.

104201774316PM_635_google_pixel_2

Esto ha provocado que la comunidad se les eche encima, y es que quieren una explicación para poder entender cómo estas pruebas internas han conseguido modificar los ajustes de sus terminales de forma remota.

Está claro que la privacidad murió, pero este fallo por parte de la gran G nos deja aún más claro a qué nivel pueden acceder a nuestros dispositivos sin nosotros saberlo.

Esperaremos a que hagan algún tipo de declaración explicando este hecho para que así podamos quedarnos más tranquilos y podamos saber qué tipo de experimentos realizan que hayan podido crear esta gran polémica.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *