Xiaomi asgura no ver justificación alguna para vender un teléfono por más de 600 euros

Cada vez es más común encontrarnos en el mercado con teléfonos cuyo precio supera holgadamente los 1.000 euros, una decisión calificada por muchos como escandalosa que, en la práctica, no parece estar causando muchos problemas a sus fabricantes a la hora de convencer a su público a desembolsar tal cantidad de dinero.

A pesar de ser una tendencia en aumento, cada vez son más los fabricantes que deciden utilizar precios “más éticos” en sus buques insignia, una política por la que Xiaomi ha apostado desde sus inicios; algo que se han encargado de confirmar ahora asegurando que no existe ninguna justificación querer vender un smartphone por más de 600 euros.

Xiaomi-750x380

Estas plabras vienen directamente del director general de Xiaomi, quien se ha declarado que vender un teléfono por más de 50.000 rupias es un disparate a día de hoy, asegurando que en la actualidad no existe ninguna tecnología viable para que justifique vender cualquier teléfono por encima de este precio.

¿Puede Xiaomi cobrar 50.000 rupias (por un movil)? Si, podemos fijar el precio de un teléfono en 50.000 rupias, al igual que otras compañías. Pero no podremos venderlo porque nuestra junta no lo permitirá. No está en nuestro ADN vender teléfonos con márgenes de beneficio escandalosos.

Recientemente, cuando Xiaomi se hizo pública, dijimos que limitaríamos nuestro margen de beneficio al 5 por cierto. Estamos comprometidos con esto.

A pesar de que la junta directiva de Xiaomi se negará a obtener beneficios por encima del 5% con su división de hardware, eso no quiere decir que los futuros teléfonos de la compañía puedan tener un precio más elevado; aunque siempre será por razones lógicas como un aumento en el precio de los componentes o la llegada de una tecnología muy cara que no pueda faltar en ningún smartphone.

Algunos teléfonos son caros porque las compañías que los venden apuntan a altos márgenes. Nuestra directiva no permitirá márgenes de beneficio del 60 por ciento.

Esto no quiere decir que nunca tendremos un teléfono de 50.000 rupias en el mercado. Si hacemos un teléfono que tenga nuevas y costosas tecnologías, puede tener un precio más alto.

Sin duda, es de agradecer que fabricantes como Xiaomi aún se preocupen por los bolsillos de sus posibles compradores, apostando por un modelo de negocio en el que prefieren vender muchos teléfonos a un precio muy reducido en lugar de sólo un puñado con un precio llamativamente escandaloso.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *