ZTE perdió más de 1.100 millones de dólares por culpa del bloqueo de Estados Unidos

No es ningún secreto que ZTE ha atravesado unos meses muy complicados, una situación en la que se vieron inmersos tras ser descubiertos haciendo negocios con dos países bajo los que pesa un bloqueo comercial, una situación que Estados Unidos terminó resolviendo con una sanción ejemplar que les impediría comprar tecnología de sus diferentes empresas nacionales durante un mínimo de siete años.

Tras unos meses en los que se llegó a especular con la posible quiebra de esta firma dedicada a las telecomunicaciones y fabricación de teléfonos móviles, éstos finalmente consiguieron regresar al mercado tras aceptar un paquete de condiciones impuestas por la administración Trump; y aunque por fin están operando de nuevo, estos meses de inactividad han traído serias consecuencias para la compañía que hemos podido conocer ahora.

ZTE_Stand_2490

Dejando a un lado las diferentes sanciones económicas a las que debieron hacer frente para poder regresar al mercado, lo cierto es que este periodo de inactividad también ha generado problemas para las cuentas de la compañía, concretamente pérdidas multimillonarias que podrían terminar pasando factura incluso a una compañía tan fuerte como esta.

Para ser exactos, la firma habría registrado unas pérdidas cercanas a los 1.100 millones de dólares en lo que vamos de año, unas cifras que se quedan muy lejos de los beneficios superiores a los 334 millones que consiguieron durante el pasado 2017; unas cifras que suenan grandes incluso para un fabricante de esta talla.

A pesar de estas malas cifras, la firma asiática ZTE ha conseguido regresar al mercado de la telefonía móvil, un regreso que llega junto a el anuncio de su nuevo ZTE Axon 9; un teléfono que esperamos consiga dar la vuelta a la situación y permita a la compañía cerrar el 2018 con unas cifras algo más esperanzadoras.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *