Google cobrará a los fabricantes hasta 40 dólares por teléfono con Google Play en Europa

Google ha conseguido convertirse en el indiscutible protagonista de la semana, algo inevitable tras darse a conocer una remodelación completa en su política de distribución para todo su ecosistema Android en Europa; un movimiento obligado tras ver como algunas prácticas de la compañía con este sistema operativo fueron consideradas como monopolísticas, obligando a esta compañía, entre otras cosas, a afrontar una multa astronómica.

Google tenía pendiente realizar un apretón de tuercas al modelo de negocio para Android en el Espacio Económico Europeo, anunciando su decisión de empezar a cobrar a los fabricantes europeos por usar sus aplicaciones y servicios; obligándoles a adquirir una licencia que, hasta la fecha, había mantenido su precio guardado a buen recaudo.

play-store-gratis

Las condiciones de uso de Android para fabricantes ya no son las mismas en Europa. Hasta la fecha, cualquier firma podía instalar este sistema operativo gratuitamente y conseguir la certificación necesaria para incluir en sus teléfonos Google Play, todo a cambio de incluir una serie de aplicaciones preinstaladas con el objetivo de financiar el desarrollo y distribución de este sistema operativo… una política que ha cambiado por completo.

Licencias de hasta 40 dólares para fabricantes

Tal y como anunciaron los de Mountain View hace unos días, los fabricantes ya no podrán obtener la certificación necesaria para incluir Google Play en sus teléfonos. Esta compañía aún no se ha pronunciado al respecto, sino que en esta ocasión han sido unos documentos filtrados los encargados de revelar que esta licencia tendrá un coste máximo de 40 dólares.

Esta certificación se deberá abonar por cada dispositivo activado, siendo la densidad de píxeles en su pantalla y el lugar donde se ha vendido dicho teléfono los encargados de determinar el precio de cada licencia; siendo 40 dólares por unidad licenciada el precio máximo a abonar por cualquier fabricante del mercado. Sus precios, según esta filtración, quedarían así:

  • Mas de 500 ppi -> 40 dólares
  • Entre 500 y 400 ppi -> 20 dólares
  • Menos de 400 ppi -> 10 dólares

Tal y como indican estos documentos filtrados, la licencia más baja fijada para algunos teléfonos de gama baja en países muy concretos tendrá un coste de 2,5 dólares. En el caso de las tablets y otros dispositivos con Android, habrá un precio fijado para todos que, por el momento, no ha trascendido.  

google-play-icon-closeup

Si la información que tenemos actualmente es cierta, esta licencia dará a los fabricantes la posibilidad de preinstalar en sus teléfonos un total de nueve aplicaciones; una lista donde se recogen Google Play Store, Youtube, Gmail, Google Maps, Google Fotos, Google Drive, Google Duo, Google Play Music y Google Play Películas.

Una segunda licencia… de precio negociable

Esta primera licencia, bautizada con el nombre de Servicios de Google Móvil, no será la única que estará disponible para fabricantes; sino que aquellos fabricantes interesados en incluir en sus teléfonos Google Assistant, Google Podcasts, el Buscador de Google o Chrome deberán abonar una segunda licencia independiente. Este movimiento viene motivado al ser Chrome y Google Apps las dos aplicaciones multadas por la Comisión Europea.

Chrome_Google

El precio de esta licencia será completamente negociable. Según estos documentos, los chicos de la gran G darían a los fabricantes la posibilidad de incluir estos servicios a coste cero si deciden incluir Google App y Chrome en sus teléfonos; una oferta a la que casi todas las firmas se acogerían para reducir estos costes.

¿Cuándo entran en vigor estas nuevas condiciones?

Tal y como ha informado Google, será a partir del próximo 29 de octubre cuándo estas nuevas condiciones entrarán en vigor para todos los fabricantes europeos; aunque parece que en Mountain View no tendrían previsto empezar a cobrar estas licencias por ahora, dando de margen hasta el próximo 1 de febrero de 2019.

Por suerte, parece que los dispositivos recogidos dentro del programa Android One no se verán afectados por estos cambios, siendo una versión del sistema operativo que permite a los de Mountain View llegar a acuerdos específicos con fabricantes.

¿Qué os parece este cambio por parte de Google? ¿Creéis que será el usuario quien, finalmente, se verá obligado a asumir el coste de estas licencias?

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *