Primeros problemas en el Google Pixel 3 XL: su cámara y altavoces no funcionan correctamente

Con la llegada del Google Pixel 2 XL durante el pasado año, fueron muchos los compradores que comenzaron a reportar diferentes fallos muy molestos en su teléfono, una larga lista de problemas donde vimos unidades con fallos en su cámara, pantalla, lector de huellas dactilares y un largo etcétera; convirtiéndose en un auténtico quebradero de cabeza para su fabricante.

Con la llegada de esta tercera generación de buques insignia, fueron muchos quienes tenían la esperanza de ver un cambio a mejor por parte de los chicos de Mountain View. La realidad en esta ocasión ha sido muy distinta, ya que las unidades recibidas por sus primeros compradores revelan algunos errores no del todo agradables; y en esta ocasión sus altavoces y cámara trasera se han convertido en el objetivo de todas las críticas.

Google_Pixel_3XL_32454

La mayoría de reportes han aparecido en el foro Reddit, donde un buen puñado de usuarios han querido hacerse eco de un problema en su sistema de altavoces, asegurando que cada uno de sus dos altavoces frontales tiene un volumen drásticamente diferente al otro; un problema calificado por muy molesto por algunos de los afectados.

En este caso, los chicos de Google no han tardado en responder a esta gran diferencia de volumen entre sus dos altavoces, asegurando que no se trata de un problema en el dispositivo en sí, sino de un balanceo intencional motivado por el diseño del teléfono; unas declaraciones no muy convincentes que no han parecido convencer a una inmensa mayoría.

Pero este no es el único fallo, ya que su cámara también parece estar afectada por un fallo ya visto hace unos años en los antiguos Google Nexus. En esta ocasión, el problema presente en los Google Pixel 3 XL afectaría de forma puntual y aleatoria a la captura de imágenes, haciendo imposible ver una fotografía capturada tanto en la vista previa como en la galería del móvil.

Este problema si parece tener una solución mucho más sencilla, ya que sólo haría falta una actualización de software para parchear este problema; una solución aún sin fecha exacta que no debería tardar más de unas semanas en llegar a los Google Pixel 3 XL de todos los usuarios.

Es muy probable que, con el paso de las semanas, aparezcan nuevos fallos en las unidades enviadas a sus primeros compradores en todo el mundo; diferentes problemas que los chicos de Google deberían ir parcheando poco a poco según sean reportados por sus usuarios.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *