El Samsung Galaxy S10 eliminará su escáner de iris a favor de un sensor de huellas en pantalla

A estas alturas, es prácticamente imposible encontrarse con un teléfono móvil que no incluya algún sistema biométrico para desbloquearlo. La mayoría de fabricantes se han decantado por incluir en sus dispositivos un escáner de huellas dactilares, pero en los últimos meses el reconocimiento facial también ha adquirido cierta relevancia e este mercado.

En el caso de Samsung, hace ya unos años que incluyen un escáner de iris en todos sus buques insignia, una tecnología que incluso ahora combinan con un sistema de reconocimiento facial para hacerlo más rápido y fiable; pero parece que con la llegada del Galaxy S10 los surcoreanos tendrían previsto abandonar este sensor a favor de una apuesta aún más interesante.

Samsung_Galaxy_S10-pantalla-relacion-aspecto

La conocida fuente de filtraciones Icen Universe ha revelado que el próximo teléfono estrella de la compañía no incluirá un escáner de iris, una tecnología que será abandonada a favor de un lector de huellas bajo su pantalla; algo que no nos sorprende teniendo en cuenta el auge que ha experimentado este sensor entre los últimos gama alta de este año.

Al parecer, los surcoreanos se habrían decantado por integrar en su Galaxy S10 un lector de huellas ultrasónico bajo la pantalla, una tecnología más rápida y con un área de lectura más grande respecto a los sensores actuales de tipo óptico; algo que habría convencido a esta firma para prescindir finalmente de su escáner de iris.

Por último, esta filtración ha revelado que Samsung habría conseguido obtener en exclusiva estos sensores de huellas ultrasónicos, por lo menos, durante toda la primera mitad del próximo 2019; obteniendo así una ventaja considerable frente al resto de fabricantes que integrarán esta tecnología en sus buques insignia.

¿Qué os parecería ver un Galaxy S10 sin escáner de iris?

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *