Oppo también se suma al lanzamiento de su primer teléfono plegable

Cuando escuchamos los primeros rumores de un teléfono con pantalla completamente plegable, nos pareció algo imposible; y es que este componente es muy sensible y sólo el hecho de pensar que se podría doblar nos hacía pensar que sería fácil de romper. Los meses han pasado y ya no es Samsung el único fabricante que quiere adentrarse en este terreno, sino que se le suman LG o Huawei.

Otra firma que quiere tener su parte del pastel es Oppo, una de las que más ha crecido en este 2018 donde hemos visto cómo daban el salto a otros países como España, y que también prepara su primer modelo plegable como bien podemos ver en la imagen que nos ha llegado y donde se desvela su posible diseño definitivo.

Ya hemos tenido la oportunidad de ver por parte de Samsung cómo sería un teléfono de pantalla plegable, un diseño que nos deja con una tablet que al doblarse queda en un smartphone y que Oppo también quiere tener dentro de su catálogo y que se suma a la lista junto a otros como LG o Huawei que también han confirmado su propio desarrollo.

En la imagen del teléfono de Oppo se puede apreciar claramente la misma idea, un dispositivo que actúa como tablet y que, cuando se pliega, se convierte en un smartphone con una pantalla más pequeña, pero totalmente funcional.

Lo cierto es que no es la primera vez que Oppo patenta una idea para un dispositivo plegable, y es que ya fue hace un año cuando habrían publicado una idea parecido con un teléfono que se podía doblar de arriba hacia abajo y no con el diseño de ahora. Esto nos lleva a pensar que la compañía no tiene demasiado claro cómo quiere que sea su primer teléfono con esta característica.

Hasta ahora no tenemos una fecha exacta en la que los fabricantes importantes harán el lanzamiento de sus correspondientes modelos; pero estamos seguros de que las primeras semanas del 2019 serán intensas para todos ellos por hacer las presentaciones lo antes posible y así adelantarse a sus principales rivales.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *