Samsung patenta un escáner integrado bajo la pantalla para leer algo más que la huella

Samsung no se caracteriza precisamente por ser uno de los fabricantes a los que les gusta estrenar nuevas tecnologías, algo que ya se pudo ver con el ascendente éxito que tuvo el notch en el resto del mercado; aunque hay otro aspecto en lo que estamos viendo un pequeño retraso por parte de los surcoreanos y es en integrar el lector de huellas debajo de la pantalla.

Esta tendencia es muy reciente y cada son más los modelos que salen a la luz con ella para así poder tener un diseño aún más minimalista, retirándolo de la parte trasera o del lateral donde ha estado ubicándose en algunos casos; pero Samsung parece que ya ha encontrado el punto perfecto en el que pretende inaugurar esta característica y no lo hará como un simple lector, sino que vendrá consigo otras funciones.

Hasta hace, relativamente poco, nos conformábamos con desbloquear nuestros teléfonos con un código personal o un patrón que podemos configurar nosotros mismos; pero la seguridad ha ido tomando forma y ha llegado a unos límites en los que todo es poco para salvaguardar nuestra privacidad. Por esto mismo se empezaron a ver otros mecanismos como el reconocimiento facial o el lector de huellas.

Este último ha sufrido algunos cambios desde que empezamos a ver los primeros ubicados en la espalda de los dispositivos, situación que otros han preferido modificar para incluirlo en los botones laterales. Finalmente, este sensor ha sido escondido debajo de las pantallas, y Samsung ha querido darle otro uso diferente del que principalmente tiene.

En la patente que han registrado podemos ver que este sistema emite y capta la luz con mayor sensibilidad que la de otras tecnologías similares; por lo que el que la compañía está desarrollando podría ser utilizado en diferentes modos, además del propiamente conocido como el lector de huellas dactilares.

Otros de esos modos nos llevarán a la detección de la frecuencia del ritmo cardíaco, la temperatura, la velocidad del flujo sanguíneo, la humedad de la piel y la melanina; consultas cotidianas que a más de uno le interesará por la oportunidad de desprenderse de los pinchazos que supone el análisis de sangre rutinario.

De momento parece que esta nueva tecnología será llevada a los wearable, pero ¿quién sabe? Si esto funciona y sigue avanzando podríamos empezar a verlo implementado en uno de los smartphones de su catálogo, probablemente de los que se encuentran en la gama más alta; así que estaremos atentos para ver cómo acaba esta patente.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *