El primer teléfono plegable de Samsung vuelve a filtrarse, ahora mostrando su hardware y precio

Apenas han pasado unas semanas desde que Samsung consiguiera acaparar todas las miradas tras mostrar brevemente su primer teléfono plegable, un adelanto en forma de presentación donde mostraba las capacidades de su primera pantalla capaz de doblarse; una apuesta muy interesante que, tras años de desarrollo, al fin parecía estar lista para su llegada al mercado.

Durante este primer anuncio, la compañía apenas ofreció unas pequeñas pinceladas sobre las capacidades de su primera pantalla plegable, apostando por mantener en secreto el resto de características y diseño elegido para este innovador dispositivo; un secretismo que, a pesar de mantenerse, algunas filtraciones han querido romper para desvelarnos nuevos detalles.

En esta nueva filtración se ha centrado en ofrecernos un adelanto de la ficha técnica que veremos en su interior; encontrando un procesador Exynos 9820 o Snapdragon 855 (depende del mercado), 8GB de RAM, una doble cámara trasera de 12MP + 12MP, frontal de 8MP y un almacenamiento interno de 128GB; aunque existe la posibilidad de ver diferentes variantes adicionales con más opciones de memoria interna.

Este informe también deja ver nuevos detalles de la batería que tendrá este teléfono, dejando al descubierto que veremos en su interior dos baterías que, colocadas a ambos lados de su pantalla plegable, nos brindarán una capacidad en torno a los 5.000 y 6.000 mAh.

Para terminar, esta filtración ha desvelado que el nuevo Galaxy F sería el teléfono más caro de fabricar que los surcoreanos tienen en su catálogo. Concretamente, los costes de producción para este teléfono se incrementarían en torno a un 70% respecto al Galaxy S9+; un coste muy superior que, lógicamente, encarecerá su precio de venta al público.

Teniendo en cuenta que fabricar un Galaxy S9+ cuesta 375 dólares, este incremento de sus costes ascenderían a 636 dólares aproximadamente. Suponiendo que su precio recomendado sea de 1.800 dólares, Samsung conseguiría obtener un 65% de beneficios con cada dispositivo vendido, lógicamente sin contar otros gastos como logísticos o de marketing.

Como ya esperábamos, el futuro Galaxy F no será precisamente económico, siendo en realidad una opción destinada a quienes buscan tener la tecnología más puntera sin importar el precio a pagar por él. Y vosotros, ¿pagaríais tal cantidad de dinero por adquirir el primer smartphone plegable de Samsung?

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *