El LG Q9, a su paso por Geekbench, nos confirma que formará parte de la gama media premium

La llegada de un nuevo teléfono está precedida, inevitablemente, por sus correspondientes filtraciones; noticias que vamos recibiendo poco a poco hasta que la compañía decida que es el momento adecuado para hacerlo oficial, y una de las firmas de las que seguimos conociendo nuevos detalles es LG.

Este fabricante surcoreano tiene una serie de dispositivos que cada año van renovando para incluir muchas de las últimas características que van saliendo a la luz; y este año será el LG Q9 el que forme parte de esta familia, pero antes de que llegue ese momento, acaba de ser visto pasando por Geekbench mostrando algunas de sus características.

No es la primera vez que oímos hablar de la renovación de uno de los modelos de gama media que LG pone en circulación cada año, y es que sabemos que el Q9 llegará al mercado con un procesador Snapdragon 660 y una batería de 3.550 mAh; pero estas no son las únicas características que se han dado a conocer.

A su paso por Geekbench se han desvelado algunos detalles más de lo que se esconderá bajo el capó de este teléfono, y de esta forma se ha desmentido parte de la información que se había desvelado hasta el momento; y es que su chip podría ser el Snapdragon 820 y no el que se había rumoreado el pasado mes de noviembre.

Este modelo de procesador lo pudimos conocer en el 2016 para la gama alta, por lo que es de entender que este LG Q9 forme parte de esa gama media premium, que se sumará a una memoria RAM de 4GB y un software compuesto por Android 8.1 Oreo; aunque no sería raro ver que recibe Android Pie un tiempo después de su lanzamiento.

No tenemos ni idea de cuándo se dará conocer esta nuevo dispositivo en un mercado de gama media en el que LG consigue buenos números, y estamos seguros de que su intención para este 2019 es seguir ese mismo camino.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *