Samsung denunciada otra vez, ahora por plagiar a Swatch el diseño de las esferas de sus relojes

El mercado de los wearables no está experimentando el crecimiento que la industria esperaba antes de su llegada al mercado. El escenario no es el imaginado, pero si es cierto que aún hay grandes oportunidades de negocio con este mercado, algo de lo que Samsung parece ser muy consciente; razón suficiente para alimentar a su catálogo de estos dispositivos periódicamente.

Sin ir más lejos, hace apenas unos días que este fabricante anunciaba la incorporación de nuevos relojes inteligentes a su portfolio. Éstos últimos aún no ha llegado al mercado, aunque los primeros problemas para estos dispositivos, y aquellos que ya estaban, parecen estar empezando a llegar; y en esta ocasión lo han hecho en forma de demanda.

Todas las alarmas han saltado tras conocer que el conglomerado Swatch Group, encargado de diseñar y comercializar diferentes relojes de lujo, ha decidido interponer una denuncia contra la surcoreana Samsung por, supuestamente, plagiar algunos de sus diseños.

En la demanda presentada recientemente, este gigante de la relojería asegura que Samsung ha plagiado sin su permiso el diseño de las esferas de sus relojes; utilizándolas para crear diferentes plantillas que, desde hace ya un tiempo, incluyen en algunos de sus smartwatches para el uso y disfrute de sus propietarios.

Al parecer, estas esferas “prácticamente iguales” a las que diseñó Swatch Group para sus relojes de lujo se han venido usando en diferentes dispositivos; concretamente en los Frontier, Gear S3 Classic y Gear Sport. Además, no descartan que otros modelos también cuenten con estos diseños plagiados sin que todavía se hayan podido dar cuenta.

Durante la lectura de esta extensa demanda, se puede ver como Swatch exige a Samsung el pago de 100 millones de dólares en concepto de daños; no sin antes acusar a los surcoreanos de competencia desleal y prácticas indebidas. Unas acusaciones muy graves que, de acabar confirmándose, podrían costar muy caro a este fabricante de smartphones.

No es de extrañar que una firma cómo Swatch, reconocida desde hace años por crear relojes dónde la calidad y exclusividad no pasan desapercibidas, haya decidido proteger sus diseños con una denuncia contra Samsung. Aún es pronto para saber cómo acabará este asunto, y más teniendo en cuenta que, desde este mismo momento, la última palabra será de un juez.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *