Huawei demanda a Estados Unidos por prohibir la venta de sus equipos y servicios

A pesar de los esfuerzos por parte de Huawei por recurrir al diálogo, desde Estados Unidos parecen dispuestos a continuar su particular guerra contra un fabricante al que, desde hace ya bastante tiempo, tacharon de ser un riesgo para la seguridad nacional con acusaciones cómo su supuesta vinculación con el gobierno chino o saltarse el bloqueo comercial con Irán; una gran cantidad de ataques que, lógicamente, han dañado seriamente la imagen de la compañía.

Todos sus intentos por buscar una solución amistosa no han llegado a buen puerto, por eso este fabricante ha decidido dar un paso más y demandar al Gobierno de Estados Unidos; una decisión con la que, según explican, pretenden defender su inocencia y levantar el bloqueo impuesto por la administración Trump a la adquisición de productos y servicios de su marca.

En un comunicado emitido recientemente, Huawei asegura que la sección 889 de la Ley de Autorización de Defensa Nacional, esa que prohíbe a las agencias gubernamentales comprar equipos o servicios de Huawei, es totalmente inconstitucional; recalcando que con ella no sólo se prohíbe adquirir sus productos a estas agencias, sino que también evita que contraten, subvencionen u otorguen préstamos a contratistas que lo hagan.

En esta demanda, también se recoge que Estados Unidos está impidiendo a su compañía participar en una competencia justa. Según recogen, esta decisión no sólo está perjudicando a Huawei, sino que también lo hará al mercado estadounidense; quien verá cómo se retrasa la implementación comercial del 5G en el país, además de aumentar su coste entre un 15 y un 40 por cierto, un total de unos 20.000 millones de dólares.

Para terminar, este fabricante asiático ha querido aprovechar para recordar que este bloqueo está basado en proposiciones falsas, no probadas y sin comprobar; recalcando de nuevo que su empresa no tiene ningún vínculo con el gobierno chino. Piden de nuevo a Estados Unidos mostrar pruebas que evidencien dichas acusaciones; aunque, al menos por ahora, no parecen muy dispuestos a responder esta petición.

No sabemos cómo terminará finalmente esta batalla entre Estados Unidos y Huawei, aunque es curioso ver cómo el fabricante asiático ha decidido pasar a la acción. Tendremos que ser pacientes y esperar algún fallo por parte los tribunales estadounidenses.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *