Samsung ya prepara un nuevo teléfono que se podría curvar para llevarlo en la muñeca

Samsung no deja de sorprendernos constantemente con los lanzamientos que van realizando en su catálogo de smartphones, y es que cada año incluyen mejoras en sus teléfonos de gama alta para así poder adaptarse al mercado que está en constante cambio; donde situamos al primer modelo que han presentado hace tan sólo unos días en San Francisco con la pantalla plegable.

En vista de que este terreno ya lo han conseguido dominar, el siguiente paso es el de conseguir que ese panel se termine curvando aún más hasta el punto de poder utilizarlo como pulsera, un diseño muy parecido al que nos mostró Nubia con su wearable en el pasado MWC de Barcelona; y parece que la idea de Samsung va tomando forma después de ver la última patente que han registrado.

El Nubia Alpha fue presentado como un nuevo wearable que llegaba a la compañía consiguiendo que su pantalla se curvara lo suficiente como para no tener que utilizar otros accesorios, como son las molestas correas de muchos de estos dispositivos; y parece que Samsung quiere seguir estos pasos creando su propia pulsera, aunque con algunas diferencias con respecto a uno de sus rivales.

Tras la presentación del Galaxy Fold, se ve que les ha gustado la idea de poder doblar la pantalla, por eso han escogido patentar una nueva idea en la que uno de sus próximos smartphones podría curvarse de tal manera que se adapte a nuestras muñecas; un dispositivo que funcionaría como reloj inteligente con cámara frontal dual, y también tendría su función como smartphone al desplegarse.

Un dispositivo muy peculiar que tendría diferentes formas de uso cuando está plegado que cuando no lo está, de esta forma el usuario podrá utilizarlo sin quedarse a medias porque le falte algún componente; por eso esta idea es algo más completa que lo que nos mostró Nubia con su pulsera Alpha, y que estamos seguros de que acabará acaparando bastante atención.

En cualquier caso, no debemos olvidarnos de que esto no es más una simple filtración que nos ha llegado y que esperamos que se haga realidad; aunque no es seguro que se acabe desarrollando finalmente, porque también hay que tener en cuenta que no todas las innovaciones tienen su lugar en el mercado, ya que es posible que no sea todavía el momento de lanzarlo a la luz.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *