El gobierno de Estados Unidos afloja la cuerda y ofrece unos días de margen a Huawei

Ayer fuimos testigos de uno de los acontecimientos más impactantes del mercado, y es que pudimos ver cómo Estados Unidos ponía una prohibición a Huawei para comercializar dentro de los límites de su país, lo que llevo a Google a retirar su soporte de estos dispositivos por completo; una guerra entre el gobierno de Trump y China que terminan sufriendo muchos usuarios que hasta ahora han confiado en la marca y que se ven actualmente un poco perdidos sin saber qué ocurrirá.

Una de las cuestiones que se estuvo mencionando es el de las conexiones 5G, una tecnología que se esperaba implementar para este año y que podíamos empezar a disfrutar de ella en aquellos teléfonos que contaran con dicho soporte; pero la cosa ha cambiado a raíz de este veto, y Huawei tiene permiso para acceder a componentes y software de Estados Unidos por un tiempo limitado.

El gobierno estadounidense fue tajante en el momento en el que se incluyó a Huawei dentro de la lista negra de compañías que son dañinas para la seguridad nacional, y así fue como decidió romper con todo prohibiendo su acceso al país para comercializar con él; lo que supondría una pérdida del mercado en el que sus dispositivos puedan venderse, pero no contentos con esto, se pusieron de acuerdo con otras compañías para hacer lo mismo, y fueron Google, Qualcomm o Intel, entre otras.

Esta noticia nos llegó sin la menor idea de lo que iba a ocurrir en el futuro inmediato de los usuarios que ya cuentan con estos dispositivos, y tanto Google como la propia Huawei han prometido que sus actuales dispositivos, bien los que están en manos de los usuarios o los que están en su catálogo todavía, seguirán contando con un soporte de actualizaciones firme para no abandonar a nadie.

Lo que no queda claro es qué va a pasar con los dispositivos que vengan después, pero acaban de confirmarnos que este veto todavía tardará un poco en llegar, ya que Estados Unidos ha proporcionado un margen de 90 días a la compañía para que se puedan preparar; tiempo que intentarán aprovechar para que completen el desarrollo de las actuales redes y así ofrezcan las correspondientes actualizaciones a los dispositivos que tienen en circulación.

Ese tiempo límite culmina en el 19 de agosto, lo que debería ser suficiente para el aterrizaje de Android Q, pero no podemos asegurarlo ya que desconocemos si Huawei lo tendrá todo preparado para que sus dispositivos puedan llegar a recibirla; por lo tanto, tendremos que estar atentos a noticias nuevas al respecto que nos puedan aclarar un poco más este futuro tan incierto.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *