El Google Pixel 3a nos demuestra que el plástico no siempre es tan débil

Cuando Google nos sorprendió hace un tiempo al recibir las primeras noticias entorno al que iba a ser su próximo teléfono económico, a todos nos parecía algo imposible porque esa idea desapareció de su catálogo en el momento en el que pasaron de la serie Nexus a los Pixel actuales; pero, finalmente, el pasado 7 de mayo, al comienzo del último Google I/O nos anunciaron los nuevos Pixel 3a y 3a XL como dos de los nuevos modelos que formarán parte de esta amplia gama de dispositivos.

A pesar de lo mucho que nos sorprendieron con una ficha técnica más que interesante, todavía hay ciertos detalles que se nos escapan y es saber si son realmente resistentes, o de lo contrario debemos extremar la precaución en el día a día; por eso el conocido youtuber Zack Nelson tortura a algunos de los últimos lanzamientos que hemos visto en el mercado para comprobar cuánto es capaz de aguantar, y el recién estrenado Google Pixel 3a es el que acaba de pasar por sus manos.

Al comienzo del vídeo, podemos ver que el teléfono funciona a la perfección, además de que el youtuber recuerda que la compañía ha optado por utilizar un cristal diferente para la pantalla; y posteriormente utiliza la escala de Mohs para poder comprobar hasta qué punto es capaz de aguantar, lo que podemos confirmar en el nivel 6, donde empezamos a ver los primeros detalles.

Después nos muestra que los marcos están fabricados en plástico y no en vidrio, aunque hace mucho hincapié en que es un tipo bastante más duro de lo habitual; además, nos impresiona también el hecho de que el lector de huellas no llega a notar ningún deterioro aunque queda totalmente rayado por el cúter que utiliza en la superficie para ponerlo a prueba.

Lo siguiente que probamos es la llamada de un mechero en la pantalla, donde vemos que la zona queda algo dañada durante un rato y no recupera su estado original en ningún momento; pero lo que más nos ha impactado es el momento en el que intenta doblarlo, ya que vemos cómo, por muchos esfuerzos que se hacen, el Google Pixel 3a no se rompe con la gran curvatura que genera esa presión por ambos lados.

No cabe duda de que ésta es una buena alternativa si lo que realmente buscas es un teléfono económico con un gran apartado fotográfico, ya que la compañía ha sabido sacarle el máximo partido posible a ese cuerpo fabricado en plástico que en cualquier otra situación hubiera sido un gran problema; por lo tanto, podemos darle una buena nota a este dispositivo.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *