El veto comercial a Huawei causaría pérdidas millonarias a Google, según un estudio

El veto comercial impuesto por el gobierno de Estados Unidos a Huawei sigue protagonizando todo tipo de titulares realmente curiosos. La mayoría se habían centrado en las consecuencias de aplicar esta polémica medida, además de especulaciones sobre como será el futuro de esta compañía sin tecnología estadounidense, pero hasta la fecha apenas teníamos detalles sobre las consecuencias para uno de los grandes aliados de esta firma china. Sí, hablamos de Google.

Por culpa de estas medidas, desde Google se vieron obligados a romper cualquier relación con la asiática Huawei para mantenerse dentro de la legalidad y evitar sanciones. La mayoría dieron por hecho que este gigante chino sería el único perjudicado, pero la realidad es que los de Mountain View también sufrirán las consecuencias de todas estas medidas.

La realidad es que Huawei estaba entre los principales aliados de la gran G, un fabricante con un gran volumen de ventas que, durante estos últimos años, ha puesto Android en el bolsillo de millones de usuarios en todo el mundo; generando a Google unos beneficios muy jugosos que ya no podrán embolsarse a lo largo de estos próximos años.

De hecho, las pérdidas que asumirán los de Mountain View se estiman actualmente entre los 375 y 425 millones anualmente; unas cifras nada despreciables incluso para este gigante afincado en Estados Unidos. Y lo más probable es que esta disminución en sus ingresos no tardé en trasladarse al resto de usuarios con Android en su teléfono móvil.

Y es que la gran G no se enfrentará únicamente a la pérdida de millones de usuarios para su sistema operativo Android, sino que también verá caer en picado las descargas de aplicaciones a través de su tienda Google Play Store; un duro golpe para una empresa que genera gran parte de sus ingresos con Android a través de esta plataforma.

En el caso de Huawei, la jugada podría ponerse realmente interesante, ya que crear su propia alternativa a Android abriría las puertas a potenciar el uso de servicios alternativos; por ejemplo, su tienda de aplicaciones propia o la alternativa a Netflix anunciada meses atrás. Sea como sea, la realidad es que este “divorcio” no sólo afectará a los asiáticos, sino que diferentes gigantes estadounidenses también sufrirán las consecuencias; y no será pocas precisamente.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *