Samsung quiere que tardes menos en cargar tu teléfono con su nueva tecnología a 100W

Con la cantidad de cambios que estamos viendo dentro del hardware de los teléfonos, es de esperar que necesitemos mayor autonomía y que la batería no nos deje tirados a mitad del día; pero luego hay otro obstáculo que debemos afrontar, y es el hecho del tiempo que tenemos que esperar hasta que ésta se cargue por completo, terreno donde entran el juego las diferentes tecnologías de carga rápida que los fabricantes de smartphones no dejan de mejorar con cada uno de sus dispositivos.

Samsung es una de las que más atrás se ha quedado en este aspecto, y es que no podemos olvidar que el Samsung Galaxy S10+ 5G cuenta con un máximo de 25W, lo que supone una gran diferente con respecto a sus rivales Huawei u Oppo, quienes han alcanzado los 40W y 50W, respectivamente; pero parece que los surcoreanos no se han dormido en los laureles como esperábamos y trabajan en un nuevo controlador para poder aumentar esto hasta cuatro veces más que hasta ahora.

Antes nos pasábamos horas a la espera de que nuestro teléfono se cargara por completo y así poder desenchufarlo de la corriente, pero la llegada de baterías con 4000 mAh ha hecho que ésto necesitara una renovación, la cual ha llegado mediante nuevas tecnologías desarrolladas por algunos fabricantes; carga rápida que ha hecho ganar mucho tiempo que antes se lo teníamos que dedicar a este hecho, y ahora podemos tenerlo tan sólo diez minutos y ya es suficiente para un par de horas.

Samsung quiere que te olvides por completo de este problema y acaba de presentar dos nuevos controladores para chips USB con Power Delivery, los cuales son capaces de alcanzar los 100W de carga, entregando 20V y 5A a los propios teléfonos; un sistema totalmente novedoso que proporcionará la cantidad justa al móvil y siempre de manera segura, la clave de estos nuevos chips que cuentan con memoria flash embebida para poder recibir actualización del software de control.

Tanto el chip SE8A como el MM101 cuentan con USB-PD 3.0, y ambos son capaces de monitorizar la carga y también ofrecen servicios de seguridad añadidos para los casos de cualquier ataque a través del puerto de datos; además, en el caso del MM101, nos encontramos con un sistema de encriptación AES que proporciona aún más seguridad al smartphone.

Desconocemos qué modelos serán los encargados de poner a la moda estos dos chips USB por lo que extremaremos la atención para poder estar al tanto de todas las novedades, y es que no sería de extrañar que el primero de esta lista sea el Samsung Galaxy Note 10 que cada vez está más cerca; aunque tendremos que esperar hasta que la compañía quiera ampliarnos esta información.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *