Sony no se rinde y asegura que seguirán insistiendo en su división móvil

El drama de Huawei es ya algo mundialmente conocido, pero no es la única compañía que está atravesando una época complicada, y la de Sony lleva durando demasiado tiempo; por lo menos, así lo hemos visto en los resultados que se han estado reflejando desde hace años, y todo por esa insistencia en un diseño continuista como el que han mantenido en todos sus teléfonos.

Después de tantos rechazos, Sony ha reaccionado y a pasos agigantados estamos viendo cómo su familia de smartphones se renueva aprovechándose de las últimas tecnologías que salen a la luz; pero no todo es oro lo que reluce, y los resultados no han mejorado tanto como se esperaba, lo que ha ocasionado que algunos accionistas estén pidiendo la eliminación de la división móvil.

No hace mucho vimos cómo Sony decidía unificar algunos de sus departamentos en uno solo para poder evitar las consiguientes pérdidas. Lamentablemente, este objetivo no ha sido alcanzado, y los resultados siguen sin ser tan buenos como podrían serlo; por lo que podemos decir todavía que los teléfonos de la compañía no son nada rentables en la actualidad.

En vista de esta situación, algunos de los accionistas están considerando la posibilidad de despedirse de la división móvil de Sony, pero consideran que sus teléfonos inteligentes son imprescindibles para sus intereses y no ven viable dejarlos de lado; lo que se traduce en que no se van a deshacer de ellos tan fácilmente, a pesar de que el pasado mes de marzo confirmaron que tuvieron en 2018 una pérdida de unos 97,1 millones de yenes.

“Los teléfonos inteligentes son un entretenimiento y Sony siempre se ha centrado en el entretenimiento desde su fundación, no en necesidades diarias como neveras o lavadoras. Las generaciones más jóvenes ya no ven la televisión, sino que ahora lo importante son los smartphones”.

Por lo pronto, ya sabemos que en América del Sur dejarán de vender sus productos por los lamentables resultados que han obtenido, lo que supondrá que hasta el 2020 no veamos una diferencia reseñable; así que tendremos que esperar a que este movimiento sea el apropiado para la compañía o veremos si tendrán que pensar en otra posible alternativa.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *