FedEx intercepta el envío de un Huawei a EEUU devolviéndolo a su remitente

La guerra entre Trump y el gobierno de Estados Unidos ha llegado a unos límites que jamás creíamos posibles, una situación en la que hemos visto cómo múltiples empresas decidían darle la espalda a Huawei y así evitar el conflicto; lo que ha llevado a que el fabricante tenga que recurrir a otras formas para no perder ese puesto privilegiado que se ha ganado a pulso desde que se fundó.

No obstante, en referencia a esta polémica, hay aspectos que no parece que hayan llegado a los oídos de los demás en la forma que deberían; casos como el de la empresa FedEx que ha decidido tomar unas medidas demasiado exageradas en el envío de un paquete a Estados Unidos, donde se encontraba un Huawei P30 Pro que salía desde Reino Unido hasta Indianápolis.

Ha pasado ya un mes desde que nos despertamos con la noticia del veto impuesto en Estados Unidos a cualquier tipo de colaboración con Huawei, lo que le siguió una ruptura por parte de Google y otras compañías sin las cuales los teléfonos de este fabricante no podrían salir a la luz; una situación de tensión que, de momento, mantiene su estado hasta que se haga efectivo el 19 de agosto.

En cualquier caso, hay empresas que están enfrentándose a este caso de forma totalmente diferente a como deberían, una confusión que se ha generado porque no se ha llegado a explicar como corresponde la forma de actuar en estos casos; y FedEx ha sido la primera empresa en crear esta polémica con un paquete que tenía como destino Indianápolis, un Huawei P30 Pro que un miembro de PC Magazine iba a enviar a su equipo en Estados Unidos para realizar algunas pruebas.

La compañía ha procedido a la devolución de dicho paquete con una nota en la que decía “paquete devuelto por FedEx, debido al asunto entre el gobierno de EEUU con Huawei y el gobierno de China”; una situación que ha sido provocada por un agente aduanero que sabía perfectamente lo que contenía, dejando señal bien clara de que existe una gran confusión en esta guerra comercial.

El veto lo único que impide a compañías estadounidenses establecer relaciones comerciales con Huawei, pero eso no quiere decir que alguien no pueda enviar un teléfono a Estados Unidos si se ha comprado en otro lugar; no obstante, estamos seguros de que no es ni el primero ni el último caso que nos encontraremos sobre esta situación hasta que el futuro de Huawei quede más claro.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *