Google apuesta por combatir las filtraciones mostrando el diseño de su futuro Pixel 4

Las fugas de información son algo habitual dentro del sector de la telefonía, una situación vivida en mayor o menor medida por casi cualquier fabricante que, en el caso de Google, ha conseguido convertirse en algo prácticamente obligatorio; viendo incluso como su conocido Pixel 3 XL pasaba a la historia como uno de los teléfonos más filtrados de la historia.

Pensar que el condicionante en este caso fue una serie de contratiempos y descuidos puntuales por parte de la gran G era lo lógico en este caso, pero la realidad es que su buque insignia para este 2019 parecía estar volviendo a vivir la misma situación. Algo que, lejos de enfadar a esta firma, ha dado lugar a una curiosa medida: ellos mismos han decidido filtrar su futuro Pixel 4.

Lejos de entrar en cólera por la situación, en Mountain View han decidido que lo más inteligente era anticipar el diseño de su próximo teléfono estrella ellos mismos; y así lo han hecho utilizando su cuenta oficial en Twitter de Made by Google, la división de esta compañía centrada en dar vida a todos los dispositivos de hardware que anuncia la compañía.

En este render publicado se confirma que el Pixel 4 llegará para convertirse en el primer teléfono de la compañía en dar el salto a las cámaras múltiples, apostando por un triple sensor con el que dejarían atrás su empeño de conseguir los mejores resultados del mercado mediante software.

De hecho, es muy probable que esta combinación de lentes no se centre en mejorar los resultados fotográficos en sí, sino en dar a sus usuarios mayor versatilidad; dando paso a una combinación formada por una lente principal, otra gran angular y, por último, un sensor ToF. Siendo este último una elección muy interesante en aspectos relacionados con los retratos y la realidad aumentada.

Otro aspecto bastante llamativo es la ausencia de un sensor de huellas en su espalda, algo que sólo podría traducirse en la inclusión de este sensor oculto bajo su pantalla o su eliminación; incluyendo en este caso algún tipo de sistema de reconocimiento facial avanzado.

Este es, sin ninguna duda, un extraño movimiento por parte de Google. Una decisión desconcertante que no debe hacernos olvidar la larga espera aún por delante hasta su llegada; un lanzamiento previsto para algún momento del próximo mes de octubre que, lógicamente, nos dejará nuevas filtraciones sobre su diseño y características previas a su debut oficial.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *