La pantalla del Huawei Mate 30 Pro presumiría de una tasa de refresco sorprendente

A pesar de la situación por la que está pasando Huawei con la polémica iniciada en Estados Unidos, la compañía sigue trabajando en los nuevos productos que formarán parte de su familia de dispositivos; teléfonos como el Mate 30 que verá la luz en unos meses para que se convierta en el buque insignia de la segunda mitad del año, división que ha caracterizado siempre al fabricante.

Éste saldrá a la luz junto a una variante Pro con prestaciones más vitaminadas y adaptadas a las últimas tendencias del mercado; características como la nueva frecuencia de actualización de su pantalla, que parece que se asemejará mucho a la que nos hemos encontrado en el OnePlus 7 Pro, u otros detalles que poco a poco hemos ido descubriendo gracias a los renders que han aparecido.

A estas alturas, el diseño no es uno de los aspectos que más nos pueden llamar la atención porque casi está todo descubierto; aunque en la serie Mate siempre nos encontramos con alguna sorpresa que Huawei nos ha estado guardando hasta el mismo momento de su presentación, y ya vimos que en la generación pasado era ese cuadrado perfecto en la parte posterior para ubicar el apartado fotográfico.

En esta ocasión parece que la idea se mantiene con alguna variación, y es que ya no es esa forma cuadrada la que destaca en la espalda, sino que ahora es más rectangular, y en vez de tres son cuatro los sensores que formarán parte de este apartado; un diseño que se completa con una pantalla de 6.7 pulgadas y tecnología OLED que nos guarda una gran sorpresa final.

Ya lo adelantábamos al principio, y era su gran parecido con el nuevo buque insignia de OnePlus, un panel con una frecuencia de actualización de 90 Hz que nos permitirá hacer de la reproducción de contenido multimedia algo mucho más interesante; una idea que, sin duda alguna, puede suponer una gran evolución en el uso que un usuario medio da a su dispositivo durante un día entero.

Además de estos detalles, sabemos que debajo de su carcasa veremos un procesador de su propia fábrica, en concreto, el Kirin 985 que llegará junto al chip Balong 5000 que incluye el soporte de red 5G; aunque, todavía hay mucho que planear, y es la incertidumbre de qué ocurrirá con su software. Será después del verano cuando veamos todas estas sorpresas convirtiéndose en realidad.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *