[Review] Cat S61: un teléfono para profesionales con gran resistencia, cámara térmica y más

Los teléfonos ultrarresistentes no han conseguido establecerse como una mayoría entre el público de masas, y aunque su uso no está especialmente extendido, si hay fabricantes que ven una oportunidad entre un público muy específico; más concretamente entre aquellos profesionales con trabajos algo más sensibles que no pueden permitirse prescindir de su smartphone.

Este mercado cuenta con un amplio abanico de opciones, aunque no son tantas las que pueden presumir de tener detrás un equipo exclusivo para crear este tipo de dispositivos. Estamos hablando de Caterpillar, una compañía conocida por su maquinaria de construcción que, con la ayuda del gigante Bullitt Mobile, llevan tiempo diseñando, fabricando y comercializando diferentes dispositivos móviles; siendo el CAT S61 su mejor propuesta hasta la fecha. Un teléfono con hardware puntero dispuesto a dar lo mejor de sí que, por supuesto, hemos podido analizar ¡Dentro análisis!

Embalaje y accesorios

Básico y llamativo son dos palabras que resumen bastante bien cuál ha sido la apuesta de esta compañía para el embalaje de su teléfonos estrella. Para ser exactos, su apuesta se basa en una caja de cartón con colores negros y naranjas dónde destaca el diseño del dispositivo en cuestión sobre cualquier otro elemento; aunque tampoco echamos en falta las clásicas especificaciones técnicas impresas en su dorso o el logo de la compañía.

Pero lo interesante se encuentra en su interior, encontrándonos nada más abrir su caja el teléfono en cuestión; protegido levemente por un pequeño marco de espuma que lo protegerá de cualquier contratiempo durante el transporte antes de llegar a nuestras manos. Y no es lo único en el embalaje del último “todoterreno” de este gigante de la construcción.

Retirando el Cat S61 tendremos acceso a un doble fondo dónde encontramos todos los accesorios que lo acompañan. No son muchos, pero siempre se agradece tener un adaptador a la corriente, cable USB Type-C, diferentes manuales de instrucciones y la herramienta extractora que nos bridará acceso a la bandeja para incluir nuestra tarjeta SIM y/o microSD.

Especificaciones técnicas

  • Procesador Qualcomm Snapdragon 630 Octa Core a 2.2 GHz
  • 4GB de memoria RAM
  • Pantalla IPS de 5.2 pulgadas con resolución FullHD Corning Gorilla Glass 5
  • Cámara trasera de 16MP + sensor térmico FLIR Lepton y frontal de 8MP
  • 64GB de almacenamiento interno ampliables a través de microSD
  • Conectividad 4G LTE, WiFi 802.11 ac, GPS + GLONASS + Galileo, Bluetooth…
  • Certificación IP68 e IP69K frente a agua, arena, polvo y suciedad
  • Batería de 4.500 mAh con carga rápida Quick Charge 4.0
  • Sistema operativo Android 8.1 Oreo (Actualizable)
  • Dimensiones de 163 x 78 x 13mm y 250 gramos de peso

Diseño

El CAT S61 no es un teléfono para todos los públicos, algo que su diseño rugerizado ya deja ver con un simple vistazo. Está diseñado para ofrecer la máxima resistencia, pero eso no ha impedido a su fabricante ofrecer un diseño bastante cuidado; consiguiendo así diferenciarse de muchas otras compañías que, al proponerse hacer un teléfono casi indestructible, se olvidan de ofrecer a todos sus compradores un diseño que, como mínimo, de la sensación de estar mínimamente cuidado.

Os adelanto que su diseño no consigue ni acercarse a lo que acostumbramos a ver actualmente en el mercado de la telefonía. Un concepto diferente dónde la resistencia y funcionalidad priman sobre cualquier otro aspecto; dando vida a un teléfono que, aunque cuidado, no se acerca a los estándares actuales marcados por el mercado en los últimos tiempos.

Sólo es necesario revisar su frontal para ver que este dispositivo no pretende seguir las tendencias de estos últimos años, montando una pantalla de 5.2 pulgadas en un formato 16:9, lo que se traduce en unos marcos negros bastante pronunciados rodeando su pantalla. Este espacio, muy bien aprovechado por cierto, deja sitio a añadidos como tres botones físicos en su margen superior que, al menos para el sector profesional dónde apunta este teléfono, puede resultar muy útil.

En el caso de su parte trasera, su diseño se simplifica aún más, apostando por un acabado gomoso muy agradable al tacto que, en nuestro caso, nos ha parecido una gran opción para mejorar el agarre. Detalle realmente interesante si tenemos en cuenta que, en teoría, está dirigido a entornos laborales dónde existe algún riesgo, por mínimo que sea.

Y es en su espalda dónde podemos encontrar elementos cómo un sensor de cámara tradicional con flash de doble tono, un metro láser que recomiendan utilizar con precaución para evitar lesiones en la vista y, por último, el logo de su fabricante. Pero no es todo, ya que su parte trasera también acoge una de sus características estrella; concretamente una cámara térmica FLIR ubicada justo encima de su lente convencional.

Llama la atención esa “joroba” perfectamente visible en su margen superior, un elemento no muy estético pero necesario para albergar toda la tecnología que su cámara térmica necesita. Esta protuberancia no es la mejor apuesta para su diseño, aunque es de agradecer los esfuerzos hechos para intentar disminuirlo integrándolo al máximo con el resto de diseño; eligiendo un lugar dónde no resulta especialmente molesto en el día a día.

En sus laterales podremos encontrar los botones de encendido y control de volumen con un aspecto militar y su bandeja para tarjetas microSIM. Tampoco echamos en falta tres agujeros en uno de sus laterales que, según explica su fabricante, se encuentran diferentes sensores encargados de medir la calidad del aire en nuestro entorno de forma continua.

Éste es, sin ninguna duda, un diseño muy poco habitual en la industria de la telefonía; destacando por ofrecer un grosor notablemente superior al de su competencia o un aspecto aparentemente más descuidado que, lógicamente, tiene una explicación. Garantizar la absoluta resistencia frente a cualquier adversidad que pueda sufrir en manos de su propietario.

Pantalla

Con el fin de que este teléfono atraiga al sector para el que ha sido pensado, es necesario que uno de sus puntos más fuertes sea la pantalla. Y no sólo por la calidad que ésta pueda ofrecer al usuario, sino por el resto de sus características diferenciales con las cuales puede presumir. Detalles como su resistencia al agua o el hecho de poder utilizarla con guantes, y es sólo la punta del iceberg.

Técnicamente hablando, esta pantalla cuenta con la tecnología IPS LCD y tiene la diagonal casi extinta de 5.2 pulgadas, aunque es totalmente necesaria para así garantizar su resistencia. Unas dimensiones que pueden parecer algo tímidas, pero que no impiden ofrecernos una resolución FullHD. Eso sí, en un formato 16:9 que ya casi hemos dejado de ver, para enfocarlo a un público donde las tendencias no son una prioridad.

No obstante, lo mejor de este apartado no está en sus especificaciones técnicas, sino en su capacidad de ofrecer una experiencia satisfactoria en el día a día. Destaca en este caso la nitidez que es capaz de arrojar, mostrando un equilibrio a la altura de alternativas que están actualmente presentes en la actual gama media-alta del mercado.

Tener una buena resolución no lo es todo y, este CAT S61 ha dejado muy claro que es posible mantener un buen abanico de colores a pesar del tipo de usuarios al que va dirigido. Un punto más que positivo a la hora de la reproducción de contenido multimedia, algo que se ha convertido en casi indispensable incluso para un dispositivo tan particular.

Otro detalle a destacar de esta pantalla, ya que es muy importante para aquellos trabajadores y/o deportistas que lo utilizan habitualmente en el exterior, es la calidad de su brillo. Y en esta ocasión podemos decir que ha conseguido destacar en este aspecto muy sobradamente.

Aunque las dimensiones del teléfono dificultan el uso con una sola mano, lo cierto es que me ha parecido bastante cómodo en el día a día. Un aspecto muy importante si tenemos en cuenta esa relación de aspecto de 16:9 que poco a poco ha ido quedando atrás en los modelos de hoy en día.

Cámara

Teniendo en cuenta al público que está dirigido, la cámara no podía ser un elemento que quedase a mitad de camino, y así ha sido. El CAT S61 demuestra estar preparado para atender las exigencias de un público muy exigente que, en este caso, tendrán a su disposición tanto una lente convencional como un sensor térmico con diferentes usos en determinados ámbitos

Vamos a comenzar con su lente convencional. Un sensor de 16MP que, en vista de lo que nos encontramos actualmente en su casi nula competencia, podría incluso parecer algo escaso. Aunque, una vez más, los de CAT nos demuestran que no siempre es mejor una gran cámara si se sabe optimizar los resultados por software como realmente corresponde.

Esta lente ha demostrado saber beneficiarse de la luz natural en la mayoría de casos, mostrando, eso si, un resultado algo deteriorado cuándo predominan los tonos verdes en la imagen. Éstos tienden a volverse amarillos, distorsionando en ocasiones la realidad. Aunque en función de los gustos de cada uno esto podría terminar no siendo un problema.

Cuando cae la noche y las luces auxiliares son las únicas que nos pueden ayudar, los resultados se vuelven un tanto pobres. Consiguiendo unas instantáneas algo pobres que sólo han podido mejorar con la ayuda del flash que viene incorporado en este aparato. Aunque, lógicamente, los resultados obtenidos no son tan positivos como si tuviéramos luz natural.

No obstante, la característica principal por la que es conocido este CAT S61 es su cámara térmica ubicada en su parte trasera. Ésta se puede controlar a través de su aplicación MyFLIR, donde nos encontramos con una gran variedad de funciones. Por ejemplo, el hecho de poder ver qué zonas son más frías o calientes; así como la posibilidad de conocer la temperatura de un elemento concreto.

En cualquier caso, es cierto que por mucho que os cuente esto, no sirve de nada si no os muestro algo más real; así que os dejo con algunas imágenes para que podáis valorarlo por vosotros mismos:

 

Rendimiento

Buscan llegar a un público con entornos laborales que entrañen determinados riesgos, perfiles muy diferentes al de un usuario común dónde, al menos en muchas ocasiones, el rendimiento podría no ser un elemento clave a la hora de valorar otras alternativas. Razón por la que el CAT S61 deja a un lado la potencia a favor de otros aspectos más interesantes para estos profesionales.

Concretamente, bajo el capó de este dispositivo encontramos un chipset Snapdragon 630 Octa Core junto a 4GB de memoria RAM; una configuración que, aunque está muy extendida entre la actual gama media modesta, promete desenvolverse con soltura en el día a día. Pero, evidentemente, esas tareas más complejas si podrían ser un problema en situaciones puntuales.

Es cierto, no es un teléfono pensado para ofrecer el mejor rendimiento del mercado; pero tampoco podemos decir que no vaya a saber estar a la altura en casi cualquier situación. Una opinión que incluso avalan benchmarks como AnTuTu; quien otorga a este dispositivo 89.105 puntos. Ubicándolo junto a otras alternativas de gama media bastante capaces.

Pero lo importante para saber si el Cat S61 da la talla en términos de potencia es conocer cuál es su comportamiento en el día a día. Un aspecto dónde ha conseguido sorprenderme tras demostrar que tareas como enviar un email, revisar un documento PDF o tomar alguna nota en Word no suponen ningún problema; algo esencial para un teléfono con claro enfoque hacia el mercado empresarial.

Su rendimiento frente a juegos no es algo importante en este caso, pero tampoco he querido dejar pasar la oportunidad de ponerlo a prueba junto a algunos de los títulos más conocidos. En este caso me decanté por Hello Neignbor y PUBG Mobile, dos opciones relativamente exigentes que, a pesar de presentar unos tiempos de carga algo más elevados de lo habitual, finalmente pude disfrutar de manera totalmente fluida y sin ningún tipo de lag durante la partida.

En resumen, una alternativa perfecta para quienes buscan un teléfono capaz de atender todas sus tareas durante una jornada de trabajo; incluso si lo que necesitas en ese momento es evadirte unos minutos echando una partida rápida a tu juego favorito.

Autonomía

Otra de las características estrella del Cat S61 es, sin ninguna duda, una batería con 4.500 mAh de capacidad que esconde bajo su chasis; números muy prometedores para profesionales que, por una u otra razón, necesitan un teléfono con autonomía suficiente para atender su jornada laboral al completo sin necesidad de necesitar enchufe alguno durante la misma.

Su batería es tan increíble como promete, consiguiendo ofrecer más de 13 horas y media con un único ciclo de carga; de las cuales prácticamente 6 horas fueron haciendo uso de su pantalla. Cifras muy positivas, incluso si se comparan con alternativas que tienen una capacidad similar.

Para conseguir estos consumos, el teléfono mantuvo activa en todo momento tanto la conectividad Wi-Fi como el 4G. El brillo automático también me acompañó en todo momento, así como el Bluetooth en momentos puntuales. Todo ello acompañado de un uso intensivo dónde el consumo de contenido multimedia y las redes sociales jugaron un papel protagonista.

Lógicamente, y como siempre decimos en nuestros análisis, estos resultados podrían variar en función del uso que haya cada usuario. Aun así, y teniendo en cuenta sus consumos, no es muy difícil intuir los resultados tan interesantes que será capaz de ofrecer este móvil ante cualquier situación.

Software

Cerramos el análisis de este teléfono el software propio del teléfono, un aspecto dónde han seguido la inteligente política de no tocar lo que funciona; dejando paso a Android 8.0 Oreo sin capa de personalización alguna como sistema operativo. Y lo mejor de todo, pronto recibirá Android 9.0 Pie.

Pese a tener una versión del sistema prácticamente pura, desde CAT si han querido aportar a este dispositivo su granito de arena, y lo han hecho con una serie de apps y servicios propios que, siendo sinceros, consiguen aportar un valor añadido real. Las más importantes, y su utilidad, quedarían así:

  • MyFLIR: Para aprovechar una de las características estrella de este teléfono, han incluido una app propia para sacar el máximo partido a su cámara térmica; permitiéndonos realizar todo tipo de ajustes para exprimirla al máximo.
  • FLIR Tools: Las imágenes térmicas podrían no entenderse a la perfección con nuestra galería de confianza, razón suficiente para que CAT haya decidido integrar su propio gestor de imágenes perfecto para visualizar este contenido correctamente.
  • Air: Aprovechando su sensor capaz de medir la calidad del aire, han decidido incluir una app dónde, de forma muy intuitiva, podremos saber rápidamente si el aire que respiramos está a niveles sanos o perjudiciales; recibiendo incluso alertas en caso de estar en un entorno dónde podríamos correr algún peligro.
  • Measure: Por último, nos encontramos una forma de aprovechar el metro láser ubicado en su parte trasera; pudiendo medir distancias de hasta 10 metros con sólo apuntar al objeto en cuestión. Eso sí, siempre teniendo especial cuidado, ya que el láser utilizado puede causar daños a cualquier persona si éste apunta directamente a sus ojos.

Por último, es interesante destacar algunos aspectos como una tienda de aplicaciones propia que sirve como escaparate a apps para el entorno empresarial. Tampoco pasa desapercibido el gran trabajo realizado para ofrecer los últimos parches de seguridad Android en el menor tiempo posible, aspectos a tener en cuenta por quienes buscan una alternativa fiable y segura en el tiempo.

Conclusiones, disponibilidad y precio

CAT S61

7.8

Embalaje

7.5/10

Diseño

8.0/10

Pantalla

7.0/10

Fotografía

6.5/10

Rendimiento

7.5/10

Autonomía

9.5/10

Software

8.5/10

Pros

  • Resistencia inigualable
  • Buen rendimiento general
  • Duración de la batería
  • Cámara térmica y medición de calidad del aire

Contras

  • Fotografías mejorables
  • Aún con Android Oreo
  • Sonido

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *